Cartas   |   Cuba

EL CPJ insta a la Unión Europea a responsabilizar a Cuba por abusos contra la prensa 

June 25, 2008  Louis Michel
Comisionado de Desarrollo y Ayuda Humanitaria de la Unión Europea

Berlaymont 10 /165
1049
Bruselas – Bélgica
 

Estimado Señor Michel:

En el marco de la reciente decisión de la Unión Europea de levantar las sanciones diplomáticas impuestas contra Cuba en 2003, el comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) le escribe para asegurar que el Presidente Raúl Castro mejore en forma efectiva la situación de derechos humanos en la isla a través de la liberación incondicional de todos los periodistas encarcelados y garantizando la libertad de información y expresión para todos los cubanos.

Durante la reunión del Consejo de la Unión Europea en Bruselas el 19 y 20 de junio, la Unión Europea acordó el levantamiento de las sanciones impuestas contra Cuba en 2003, tras la embestida del gobierno de Fidel Castro contra la disidencia y la prensa independiente. La Unión Europea señaló que el bloque está preparado para retomar a un diálogo abierto con las autoridades cubanas sobre “todas las cuestiones de interés mutuo”. La suspensión de las sanciones, que prohibían visitas oficiales de alto rango de autoridades cubanas a países europeas, entró en efecto el lunes.

 

Sin embargo, cinco años después de la embestida del gobierno cubano contra la prensa independiente, 22 periodistas permanecen encarcelados en Cuba, el país con mayor número de periodistas presos en el mundo detrás de China. Veinte han estado en prisión desde la ofensiva contra la prensa en 2003.

El encarcelamiento de periodistas bajo condiciones inhumanas ha perjudicado seriamente su salud, según la investigación del CPJ. En sus casas, las familias de los periodistas no pueden trabajar y deben arreglárselas para encontrar necesidades básicas mientras las autoridades estatales las observan regularmente y las acosan a menudo, según detalló el CPJ en “La Larga Primavera Negra de Cuba,” un informe especial lanzado en marzo en España.

En los últimos cinco años, Cuba ha utilizado a los periodistas y a los disidentes encarcelados como palanca política, liberando a algunos de manera esporádica a cambio de concesiones internacionales. En febrero pasado—meses después que España anunciara la reanudación de algunos programas de cooperación entre los dos países—Cuba liberó a otros cuatro prisioneros, incluyendo a los periodistas independientes José Gabriel Ramón Castillo y Alejandro González Raga.

El gobierno cubano es dueño y controla todos los medios de prensa y restringe el acceso a la Internet. Las autoridades no toleran ningún tipo de periodismo independiente. Los periodistas son constantemente vigilados, acosados, intimidados y encarcelados. El Partido Comunista controla todo el trabajo informativo a través del propagandista Departamento de Orientación Revolucionaria. Los derechos de prensa sólo se otorgan “conforme a los fines de la sociedad socialista”, según la constitución.

 

La Unión Europea ha decidido levantar las sanciones, bajo la condición de que Cuba mejore efectivamente la situación de derechos humanos. De acuerdo a las condiciones, el gobierno cubano debe liberar de manera incondicional a todos los presos políticos. La Unión Europea también instó a Cuba a facilitar el acceso a las prisiones a organizaciones humanitarias internacionales, a ratificar e implementar los pactos internacionales sobre derechos humanos recientemente firmados por Cuba, y a garantizar la libertad de expresión e información, incluyendo el uso de Internet. 

El CPJ es optimista respecto a la decisión de al Unión Europea de tratar, siempre, los derechos humanos durante reuniones de alto nivel a Cuba. La Unión Europea anunció que, en cualquier caso, las relaciones con Cuba serán revisadas anualmente. El bloque evaluará en junio de 2009 los avances y el compromiso efectuados por el gobierno cubano. Según informes de prensa, la Unión Europea podría restablecer sanciones si no hay mejoras en la situación de los derechos humanos.

Con Raúl Castro como presidente, se han registrado importantes reformas administrativas, en la economía y en la agricultura, pero no se ha producido ningún progreso real en temas de derechos humanos, incluyendo a la libertad de prensa. Si bien nos sentimos animados por al decisión de al Unión Europea de  examinar las condiciones de derechos humanos en Cuba, lo exhortamos a asegurar que el gobierno de Castro libere sin condiciones a todos los disidentes, incluyendo a los 22 periodistas, y garantice el ejercicio de la libertad de expresión e información, incluyendo acceso a Internet para todos los cubanos.


Atentamente,

Joel Simon
Director Ejecutivo

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo