Noticias   |   Cuba

Preocupa al CPJ el estado de salud de periodista encarcelado

Nueva York, 23 de abril del 2003—El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) está sumamente preocupado por el deterioro de la salud de Oscar Espinosa Chepe, periodista independiente que se encuentra preso en el cuartel general del Departamento de Seguridad del Estado (DSE), la policía política cubana. El periodista fue arrestado el 20 de marzo.

Espinosa Chepe, 62, ha escrito numerosos artículos sobre la economía cubana para la página de Internet Cubanet (www.cubanet.org), con sede en Miami; y para el diario digital Encuentro en la red (www.cubaencuentro.com), con sede en Madrid. Conocido crítico del embargo económico estadounidense contra Cuba, el periodista también tenía una sección semanal que era grabada en Cuba y transmitida por Radio Martí, emisora con sede en Miami financiada por el gobierno estadounidense y que envía su señal a Cuba.

Espinosa Chepe padece de varias enfermedades, entre ellas hepatitis crónica, hipertensión arterial e insuficiencia hepática. Según su esposa, la periodista independiente Miriam Leiva, Espinosa Chepe comparte una pequeña celda, mal iluminada y poco ventilada, con otros tres sujetos. Como resultado del encierro, la salud del periodista se ha deteriorado aceleradamente. Presenta ictericia, se le han hinchado las piernas y ha perdido unas 30 libras. Aunque los médicos le han administrado los medicamentos para la hipertensión, las autoridades han pasado por alto otros padecimientos y se han negado a entregarle medicamentos que su esposa le ha llevado.

El 18 de abril, Leiva visitó a su esposo en compañía de la Dra. Ileana Prieto Espinosa, quien es sobrina del periodista y ha seguido su salud desde hace años. De acuerdo con Prieto Espinosa, el periodista ahora tiene síntomas agudos de insuficiencia hepática. Ella recomendó que el periodista fuera asistido de inmediato por un especialista y llevado a un hospital para recibir tratamiento.

Leiva indicó al CPJ que ha alertado en reiteradas ocasiones a los oficiales del DSE acerca del deterioro del estado de su esposo. El 20 de abril, ella recibió una llamada de un oficial del DSE que le informó que su esposo había sido trasladado a un hospital militar de La Habana. Leiva señaló que el DSE se negó a dar información sobre el estado de salud de su esposo. Cuando ella llamó al hospital militar para obtener información, los médicos se negaron a responder, con el argumento de que necesitaban permiso del DSE para brindar información sobre la salud del periodista.

El 21 de abril, oficiales del DSE le dijeron a Leiva que habían llevado a su esposo al hospital militar para someterlo a análisis médicos, y que ella lo podría visitar en el hospital el 22 de abril. Ayer, durante la visita de 30 minutos, Leiva se enteró de que Espinosa Chepe no había recibido tratamiento ni le habían efectuado ningún análisis. Cuando Leiva se lo dijo al médico que atendió al periodista, él respondió que podía ordenar un chequeo médico pero como Espinosa Chepe estaba sujeto a traslado inmediato, el chequeo podría no realizarse. Leiva teme que la salud de Espinosa Chepe se agrave irreversiblemente si lo llevan de regreso a la prisión.

Espinosa Chepe es uno de los 28 periodistas independientes cubanos que fueron arrestados como parte de una campaña gubernamental contra la oposición y la prensa independiente en el mes de marzo. Su casa fue registrada el 19 de marzo y él fue detenido en la mañana del 20. Un tribunal lo sentenció a 20 años de prisión el 7 de abril, por cometer actos contra «la independencia o la integridad territorial del Estado» (Artículo 91 del Código Penal) y por violar la Ley 88 de Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba.





Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo