Noticias   |   República Dominicana

Oficiales de la Seguridad del Estado hostigan a periodista


Nueva York, 13 de junio del 2003—El miércoles 11 de junio, oficiales de la Seguridad del Estado de la República Dominicana interrogaron al periodista Marino Zapete Corniel y lo acusaron de insultar al presidente Hipólito Mejía en varios artículos recientes.

Según Zapete, cerca de las 6 de la mañana cuatro oficiales del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) y un ayudante fiscal se presentaron en su casa en la capital, Santo Domingo, y le pidieron que los acompañara a la sede del DNI para hacerle algunas preguntas. Después de un interrogatorio que se extendió por cinco horas, el director de prensa de la Presidencia les informó al director del DNI, el general Fernando Cruz Méndez, y a Zapete que tenía órdenes del presidente de dejar libre al periodista.

Zapete trabaja para el periódico Los Nuevos Tiempos Digital, con sede en Miami, y para el semanario local Primicias. En los últimos dos meses, Zapete ha escrito varios artículos que salieron en ambas publicaciones y en los que criticó al presidente Mejía por su posición ante el desplome financiero del Banco Intercontinental (Baninter) —uno de los mayores del país— y señaló que el desplome no hubiera ocurrido si la gubernamental Superintendencia de Bancos hubiera desempeñado sus funciones. Zapete también criticó a Mejía por supuestamente defender a los propietarios de Baninter y mostrar escaso interés por los titulares de cuenta de Baninter y los contribuyentes dominicanos, quienes tendrán que pagar los fondos que el gobierno destinó para mantener la solvencia de Baninter.

En dos de sus artículos, Zapete manifestó que el presidente Mejías estaba construyendo dos mansiones campestres para su uso particular con la ayuda de recursos públicos.

De acuerdo con Zapete, durante el interrogatorio el DNI le preguntó sobre sus preferencias políticas y lo que él pensaba de Mejía. Los oficiales del DNI también intentaron presionar a Zapete para que revelara las fuentes informativas que había empleado. Zapete declaró al Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) que él no había revelado sus fuentes y que sostenía lo que había afirmado en sus artículos.

Antes de salir ayer en viaje oficial a Puerto Rico, el presidente Mejía declaró a la prensa local que sometería a Zapete a los tribunales.

«Los periodistas bajo ningún concepto deben ser objeto de hostigamiento o intimidación por desempeñar su labor», declaró Ann Cooper, directora ejecutiva del CPJ. «El presidente Mejía, como líder de su nación, se encuentra en el centro del debate público y, por tanto, debe tolerar el escrutinio de la sociedad».



Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo