Noticias   |   Nicaragua

Preocupan al CPJ denuncias de intimidación a periodista

Nueva York, 27 de agosto del 2004—El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) manifiesta su preocupación por los actos de intimidación denunciados por el periodista nicaragüense Sergio León Corea, quien ha estado informando sobre el narcotráfico y la corrupción policial en la ciudad de Bluefields para el diario de Managua La Prensa.

León Corea, corresponsal en Bluefields, en la costa caribeña, refirió al CPJ que en la madrugada del 17 de agosto, sujetos no identificados penetraron en su casa e intentaron forzar la puerta de la habitación donde el periodista dormía con su esposa y su hija de 7 años. León Corea relató que gritó para ahuyentar a los sujetos y realizó un disparo al aire, tras lo cual huyeron.

El 20 de agosto, La Prensa dio a conocer que el Ministro de Gobernación, Julio Vega, y el Jefe de la Policía Nacional, Edwin Cordero, se reunieron con editores de La Prensa y con León Corea para analizar el incidente y se comprometieron a garantizar la seguridad del periodista y su familia. Sin embargo, León Corea dijo que la policía aún no había abordado el tema de la seguridad con él y no se había presentado en su casa a investigar sino hasta el 24 de agosto.

En los últimos dos meses, León Corea ha escrito varios artículos sobre el asesinato de cuatro agentes de la policía en Bluefields, hecho ocurrido el 4 de mayo. En un artículo publicado el 10 de agosto, el periodista citó a una fuente anónima de la inteligencia policial que implicó a agentes de la policía y una conocida banda de delincuentes en el asesinato.

Luis Barrantes, jefe de la policía de Bluefields, le dijo a León Corea en una entrevista que el corresponsal de La Prensa estaba ocultando la identidad de uno de los asesinos y que su negativa a revelar la fuente del artículo lo convertía en cómplice.

León Corea también declaró que la policía lo había venido siguiendo. Horas después de la violación de su domicilio el 17 de agosto, el taxi en que viajaba fue seguido por dos hombres en motocicleta que según el periodista pertenecían a la inteligencia policial. Asimismo, añadió que lo habían seguido a pie varias veces en los meses de julio y agosto.

El 18 de agosto, León Corea se trasladó a Managua para denunciar la persecución ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), organización no gubernamental local. El CPJ recibió una copia de la respuesta inicial de la organización, que detalla la denuncia del periodista. León Corea también presentó una denuncia ante el Ministerio de Gobernación.

En mayo del 2003, León Corea recibió varias amenazas tras informar sobre casos de narcotráfico y la supuesta participación de agentes de la policía en el narcotráfico en Bluefields.


"Las autoridades nicaragüenses tienen la obligación de asegurar que todos los periodistas puedan ejercer su labor sin temor a represalias", declaró Ann Cooper, Directora Ejecutiva del CPJ. "Instamos a las autoridades nicaragüenses a realizar una investigación a fondo y a garantizar la seguridad de León Corea".



FIN


Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo