Noticias   |   Venezuela

Globovisión bajo investigación

Nueva York, 4 de diciembre de 2008--La investigación de la televisora Globovisión, crítica del gobierno, sobre supuestas violaciones de las leyes venezolanas es un nuevo intento del gobierno del Presidente Hugo Chávez Frías de controlar el flujo informativo y restringir la cobertura de noticias, señaló hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

En la medianoche del 27 de noviembre, dos funcionarios de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) informaron a Globovisión que el organismo regulador había iniciado un procedimiento administrativo contra el canal por haber supuestamente violado la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, según informes de la prensa local e internacional.

CONATEL sostuvo que se investigará si Globovisión ha difundido mensajes que incitan alteraciones del orden público. La cadena televisiva emitió un discurso del opositor candidato a la gobernación del estado de Carabobo, Enrique Salas Feo, antes de que su victoria fuera oficialmente anunciada luego de las elecciones regionales del 23 de noviembre. Salas indicó que sabía que había ganado. En una conferencia de prensa el día después de las elecciones, Chávez ordenó a  CONATEL sancionar "severamente" a un canal local por ofrecer resultados de las elecciones antes de la confirmación oficial, informó la prensa. El presidente venezolano no mencionó directamente a Globovisión.

 

Globovisión se enfrenta a un segundo procedimiento administrativo originado por declaraciones emitidas el 13 de octubre por el periodista anti-Chávez Rafael Poleo, director del periódico El Nuevo País en el programa diario "Aló Ciudadano", según informes de prensa. En el programa, Poleo señaló que el Presidente Chávez "podía terminar como Mussolini".CONATEL indicó que los comentarios de Poleo pueden haber violado la Ley de Responsabilidad Social por supuestamente promover, hacer apología o incitar a la comisión de delitos o alteraciones del orden público y pueden ser contrarios a la seguridad de la nación, según señaló al CPJ la abogada de Globovisión, Ana Cristina Núñez.

 

"Estas medidas absurdas son una clara señal que el gobierno venezolano está intensificando sus ataques contra los medios privados en un intento por reprimir el disenso", señaló Carlos Lauría, coordinador  senior del programa de las Américas del CPJ. "Instamos a las autoridades locales a desestimar cualquier sanción contra Globovisión ya mostrar mayor tolerancia ante la crítica".

 

CONATEL comenzó su investigación del caso de Poleo el 28 de noviembre y tiene 30 días hábiles para anunciar su decisión. El segundo procedimiento será revisado a partir del 13 de enero, según fuentes del CPJ. CONATEL puede sancionar a Globovisión suspendiendo temporalmente su transmisión hasta por 72 horas o revocando su concesión en caso de que una segunda sanción, indicó Núñez.

 

El 28 de noviembre, la Asamblea Nacional de Venezuela hizo público un informe acerca de su investigación sobre una supuesta conspiración para asesinar a Chávez, según informes de la prensa local. En el informe, la Asamblea instó al fiscal general a investigar a un líder de la oposición, a oficiales militares y a ejecutivos de los medios--incluyendo al director de Globovisión, Alberto Federico Ravell--por su supuesta participación en el complot.

La  investigación surgió después de que Chávez y otros altos funcionarios gubernamentales alegaran que un grupo de opositores radicales apoyados por los Estados Unidos estaba conspirando para asesinarlo. Los ejecutivos de los medios y funcionarios de los Estados Unidos han negado con vehemencia su participación en el supuesto complot. El CPJ envió una carta a Chávez el 6 de octubre expresando su preocupación por las acusaciones.

En mayo de 2007, RCTV, el canal privado de televisión más antiguo del país dejó de transmitir tras una decisión sin precedente del gobierno venezolano que se negó a renovarle la concesión. RCTV Internacional lanzó el 16 de julio de 2007 un servicio con canal de suscripción pago vía cable y satélite que continúa ofreciendo programación crítica.

 

Globovisón, conocido por su punto de vista fuertemente crítico del gobierno, ha sido el único canal privado crítico al aire desde que RCTV dejó de transmitir. Su programación únicamente puede ser vista al aire en el área metropolitana de Caracas y en el estado de Carabobo. Los otros canales privados, Televén y Venevisión, han reducido sus críticas a la administración de Chávez para poder cumplir con regulaciones bastante restrictivas.

 

Globovisión ha sido objeto de acoso continuo. El 23 de septiembre, un grupo de individuos no identificados, quienes viajaban en dos vehículos, lanzaron bombas de gas lacrimógeno contra las oficinas de Globovisión en Caracas. Los agresores dejaron panfletos declarando a Globovisión objetivo militar, informó la prensa local. Los panfletos estaban firmados por el grupo pro-gubernamental La Piedrita.


       

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo