Noticias   |   Guatemala

Reportero de televisión asesinado, camarógrafo herido en Ciudad de Guatemala

Nueva York, 2 de abril de 2009--El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) instó hoy a las autoridades de Guatemala a que investiguen de inmediato y en profundidad el ataque a tiros del miércoles contra un equipo de TV de dos personas en Ciudad de Guatemala. Pistoleros no identificados asesinaron al veterano reportero Rolando Santiz e hirieron al camarógrafo Antonio de León. 

Cerca de 5:10 p.m., Santiz y de León, un equipo del canal de televisión Telecentro 13, fueron abordados por dos hombres en una motocicleta mientras conducían hacia las oficinas del canal en Ciudad de Guatemala, según informes de prensa y entrevistas del CPJ. Los agresores dispararon contra el carro repetidamente, matando a Santiz de inmediato e hiriendo a de León en la cabeza, la mandíbula y el tórax. 

De León fue llevado al Hospital General San Juan de Dios, señaló al CPJ Elsie Sierra, portavoz del canal. Un vocero para el hospital indicó hoy a la prensa local que la condición de León era estable.

"Estamos apenados por la muerte de Rolando Santiz y enviamos nuestras condolencias a su familia y amigos", declaró el subdirector del CPJ, Robert Mahoney. "Las autoridades de Guatemala deben asegurarse qua la investigación de la muerte de Santiz sea profunda y que se le otorgue a Antonio de León la protección necesaria para que pueda continuar a trabajar como periodista".

Santiz trabajó como reportero durante más de 30 años y era conocido en Guatemala, periodistas locales contaron al CPJ. Había dado cobertura a la fuente policial durante 15 años. Según Sierra, Santiz indicó haber recibido amenazas de muerte pero no está claro si tienen vínculo con una nota en particular. Sierra explicó que el canal recibe amenazas constantemente.

Rember Larios, subdirector de la policía, señaló a la prensa local que las autoridades habían comenzado una investigación. De León está bajo custodia  en tanto testigo protegido, Sierra indicó al CPJ.

La violencia asociada al crimen organizado ha aumentado en los últimos años en Guatemala, creando un clima de pánico. En 2008, dos periodistas fueron asesinados y un tercero secuestrado. El 12 de mayo, un agresor no identificado disparó y dio muerte a Jorge Mérida Pérez, corresponsal del diario Prensa Libre, quien cubría narcotráfico y corrupción en el departamento suroccidental de Quetzaltenango. Un diseñador gráfico que trabajaba en El Periódico, Abel Girón Morales, murió el 22 de octubre luego de que una flecha impactara en su corazón, afuera de su hogar en la Ciudad de Guatemala.

El 20 de agosto, José Rubén Zamora, presidente de El Periódico y destinatario del Premio Internacional a la Libertad de Prensa del CPJ, fue secuestrado cuando salía de un bar en las afueras de la capital. En octubre, un juez de la ciudad de Guatemala envió a tres individuos a la cárcel por acusaciones de secuestro, robo, engaño intencional y conspiración. Sin embargo, periodistas locales expresaron escepticismo sobre la sentencia y comentaron que Zamora se ha ganado muchos enemigos como resultado de años de investigar el crimen organizado y la corrupción.

 

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo