Informes   |   Brasil, Colombia, México

Eludir los asesinatos: Índice de Impunidad del CPJ Año 2010

Protesta frente a la Procuraduría General de la República por la violencia contra periodistas en México. (AP/Marco Ugarte)

Nueva York, 20 de abril de 2010— La violencia criminal y sin castigo contra la prensa se ha consolidado en Filipinas y Somalia, mientras que la impunidad en los asesinatos de periodistas se elevó significativamente en Rusia y México, dos países con una larga historia de violencia contra la prensa. Estos son algunos de los hallazgos del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) en su más reciente Índice de Impunidad, una lista de aquellos países donde los periodistas son asesinados regularmente y cuyos gobiernos fallan en su intento por resolver esos crímenes.

Brasil y Colombia, en cambio, países históricamente conocidos como dos de las naciones más peligrosas para la prensa, experimentaron marcados avances en sus intentos por contrarrestar la violencia criminal contra los periodistas y enjuiciar a sus asesinos, según el índice del CPJ. Recientes condenas en Brasil, de hecho, llevaron a eliminar por completo a este país del índice.

“Hemos escuchado repetidas declaraciones de los gobiernos diciendo que los asesinatos de periodistas no quedarán impunes. Pero, hasta que esas palabras dejen de ser meras promesas los medios continuarán siendo atacados por aquellos que creen que están por encima de la ley e inmunes de cualquier consecuencia,” aseguró Joel Simon, director del CPJ. “Solo un país, Brasil, consiguió estar ausente de lo que se podría denominar la lista de la vergüenza, luego de realizar investigaciones y posteriores enjuiciamiento de los perpetradores de crímenes contra periodistas.”

Este es el tercer año en el que el CPJ publica este índice de impunidad, que se calcula por el número de asesinatos de periodistas no resueltos en relación con la población de cada país. En la confección del índice, el CPJ tuvo en cuenta los asesinatos de periodistas en cada nación del mundo, ocurridos entre los años 2000 y 2009. Los casos son considerados no resueltos cuando no hay condena alguna contra los responsables. Solo aquellas naciones con cinco o más casos no resueltos son incluidas en el índice, un número alcanzado por doce países este año.

Dos países se disputaron el primer puesto. Irak ocupa el puesto número uno con 88 asesinatos de periodistas no resueltos, mientras que Somalia se coloca en segundo lugar, reflejando el continuo uso de la violencia por parte de grupos insurgentes para controlar los medios de comunicación. No obstante, el índice también incluye otros muchos países que se presentan a sí mismos como democracias con un estado de derecho vigente, tales como India, Rusia, Filipinas y México.

En Filipinas, un record de 30 periodistas y dos miembros de un equipo de prensa fueron brutalmente asesinados en una masacre relacionada con las elecciones en la provincia de Maguindanao en 2009, catapultando al país desde el sexto hasta el tercer lugar del índice. La masacre opacó los avances que las autoridades filipinas habían hecho al conseguir condenas en dos casos de asesinatos de periodistas. En Rusia, que está clasificada en el octavo puesto del índice, tres periodistas fueron asesinados en 2009, elevando a 18 el número de asesinatos no resueltos en 10 años. México subió en la clasificación dos lugares, hasta el puesto número nueve, lo cual refleja la continua y extendida violencia contra reporteros que cubren la fuente policiaca en el país.

En muchas de las naciones incluidas en la lista, la plaga de la impunidad tiene efectos más amplios que alcanzan a la sociedad en su conjunto, cortando efectivamente el flujo de noticias y de información. En Sri Lanka, cuarto en el índice con diez casos no resueltos, muchos de los periodistas veteranos han abandonado el país por miedo de que ellos también sean blanco de ataques. En países como México, las investigaciones del CPJ muestran que la autocensura es tan generalizada que eventos y asuntos de gran interés no son abordados por la prensa.

El CPJ desarrolló el índice en 2008 para monitorear los avances a lo largo del tiempo en aquellos países donde los periodistas son regularmente asesinados y las autoridades fallan en su intento de enjuiciar a los responsables. Está elaborado como parte de la Campaña Global contra la Impunidad, la cual busca justicia en los asesinatos de periodistas. Con el apoyo de la Fundación John S. y James L. Knight, la campaña está enfocada en los dos peores agresores de la prensa: Rusia y Filipinas.

“Nuestro propósito en la elaboración de este índice es urgir a los líderes de estas naciones a tomar medidas”, aseguró Simon. “Muchos de estos casos son posibles de resolver; los perpetradores fueron incluso identificados, pero las autoridades demostraron falta de voluntad política para enjuiciar a los responsables”.

El CPJ está lanzando el índice de impunidad 2010 de manera que coincida con la conferencia internacional sobre impunidad que tendrá lugar hoy y el miércoles en Nueva York. La conferencia congrega a defensores de la prensa y periodistas de diferentes partes del mundo para coordinar y mejorar las estrategias, que a su vez permitan revertir la violencia criminal contra la prensa.

A continuación, algunos de los hallazgos del Índice de Impunidad del CPJ:

  • La impunidad en los delitos contra los medios es pronunciada en el Sur de Asia. Seis naciones en la región –Sri Lanka, Afganistán, Nepal, Bangladesh, Pakistán y la India– están incluidas en la lista de 2010.
  • Alrededor del mundo, más del 90 por ciento de las víctimas son reporteros locales que cubren información delicada, como la fuente policiaca, corrupción y la seguridad nacional en sus países de origen.
  • En Brasil, autoridades judiciales recientemente consiguieron condenas contra cuatro individuos, incluyendo tres miembros de la policía militar, en el asesinato de Luiz Carlos Baron Filho ocurrido en 2007. Las autoridades brasileñas han exitosamente resuelto otros casos de asesinatos de periodistas en años recientes. Con sólo cuatro casos de asesinatos no resueltos en su haber, Brasil ya no ostenta los requisitos para ser incluido en el índice.
  • Otras condenas notables fueron dictadas el año pasado. En Filipinas, un sospechoso fue condenado por el asesinato en 2006 de Armando Pace, mientras que otro acusado fue condenado en la muerte de Edgar Amoro ocurrida en 2005. En lo que constituye un antecedente judicial importante en Colombia, tres funcionarios públicos fueron condenados por planear el asesinato del comentarista de radio José Emeterio Rivas en 2003.
  • Las amenazas en contra de periodistas son un indicador importante, según una investigación del CPJ. En al menos cuatro de cada diez homicidios de periodistas, las víctimas recibieron amenazas antes de ser asesinados.
  • Los asesinos de periodistas tienden a enviar mensajes de advertencia a los medios de comunicación en general. Por ello, al menos una tercera parte de los periodistas asesinados fueron tomados en cautiverio o torturados antes de su muerte.

Para una explicación detallada de la metodología utilizada, presione aquí.


El Índice

A continuación se detalla la situación de los doce países en los cuales los periodistas son asesinados en forma recurrente y los gobiernos son incapaces o se rehúsan a enjuiciar a los culpables. El índice cubre el período comprendido entre los años 2000 y 2009.

1. Irak

Los asesinatos de 88 periodistas ocurridos a lo largo de los últimos diez años siguen sin resolverse, colocando a Irak en el primer lugar del índice por tercer año consecutivo. A excepción de siete casos, el resto de los periodistas asesinados son reporteros locales, la gran mayoría atacados por grupos insurgentes. Las víctimas incluyen al corresponsal de la televisora Al-Arabiya, Atwar Bahjat, y los miembros de su equipo periodístico Khaled Mahmoud al-Falahi y Adnan Khairallah, quienes fueron baleados mientras realizaban una cobertura en las afueras de la mezquita Golden en Samarra en 2006. Hay una tendencia positiva: por primera vez desde la invasión liderada por los Estados Unidos, el CPJ documentó que no hubo asesinatos de periodistas por su trabajo en Irak en 2009. (Cuatro periodistas murieron en un cruce de fuegos en 2009.) No obstante, con un nivel de impunidad casi tres veces superior a cualquier otro país, Irak ha colocado peligrosos obstáculos para la prensa que no tienen comparación alguna.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 2.794 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el primer lugar con un puntaje de 2.983

2 Somalia

Somalia ascendió a la segunda posición en el índice ya que los periodistas continúan siendo blanco de ataques, mayormente por parte de la línea dura de insurgentes Al-Shabaab y, en algunos casos, también  por parte de tropas del gobierno. En medio del actual conflicto, el débil gobierno federal ha fallado en investigar y enjuiciar a los sospechosos en los nueve casos de asesinatos que el CPJ ha documentado a lo largo de la última década. Son especialmente vulnerables los periodistas de emisoras de radio independientes; de hecho, siete de las víctimas trabajaban para tales emisoras. Los ataques contra el staff de la emisora independiente Radio Shabelle sirven para ilustrar las condiciones difíciles: luego de que el director de noticias Hassan Mayow Hassan fuera asesinado por insurgentes en enero de 2009, su sucesor, Mukhtar Mohamed Hirabe, fue baleado en un mercado público cincos meses después.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 1.000 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el tercer puesto con un puntaje de 0.690.

3 Filipinas

La masacre de noviembre de 2009 de 30 periodistas y dos miembros de equipos de prensa en la provincia de Maguindanao representó un crecimiento de más del doble del puntaje de impunidad de este país con respecto al año anterior. Las autoridades han imputado a cerca de 200 personas en la masacre, incluyendo a líderes políticos locales a quienes se considera autores intelectuales del ataque. En total, el CPJ ha documentado 55 asesinatos no resueltos a lo largo de la última década. Dejando a un lado la masacre de Maguindanao, el nivel abismal de impunidad en el país mostró signos de cambio con las condenas en los asesinatos de Armando Pace, ocurrido en 2006, y de Edgar Amoro, ocurrido en 2005. No obstante, hay razones para creer que las autoridades todavía no dimensionan la gravedad del problema: un vocero de la Corte Suprema recientemente ha sobrestimado las amenazas de muerte contra un reportero al considerarlas “ridículas.”

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.609 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el sexto puesto con un puntaje de 0.273

4 Sri Lanka

Diez periodistas han sido asesinados a lo largo de la última década por su cobertura de la guerra civil, derechos humanos, política, asuntos militares y corrupción. Ni una sola condena ha sido obtenida en estos casos. El descontento local y global se hizo escuchar el año pasado con el asesinato del prominente editor de prensa Lasantha Wickramatunga. La violencia criminal está tan arraigada que Wickramatunga predijo su propio asesinato en una pieza que escribió poco tiempo antes de su muerte. El artículo, publicado tres días después de su asesinato, dice: “Un sinnúmero de periodistas han sido atacados, amenazados y asesinados. Ha sido mi honor el hecho de pertenecer a todas esas categorías, y ahora en particular, a la última.” La violencia y la impunidad han conducido a un gran número de periodistas de Sri Lanka al exilio, de acuerdo con investigaciones del CPJ.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.496 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el cuarto puesto con un puntaje de 0.452

5 Colombia

Con 13 asesinatos no resueltos desde 2000, Colombia se ha ganado un muy opaco quinto lugar en el índice. No obstante, el CPJ ha detectado avances en los últimos años. Solo un periodista, el corresponsal de radio José Everardo Aguilar, ha sido asesinado por su trabajo en los últimos tres años. Y, en 2009, autoridades judiciales consiguieron la condena contra tres ex funcionarios públicos imputados de planear el asesinato del periodista de radio José Emeterio Rivas en 2003.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.292 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el quinto puesto con un puntaje de 0.347

6 Afganistán

En medio de la violencia y corrupción, las autoridades han mostrado pequeños intentos de resolver alguno de los siete asesinatos ocurridos en la última década. En contraste con los datos del ámbito global que indican que más del 90 por ciento de las víctimas en los medios son reporteros locales, la mayoría de los asesinados en Afganistán son reporteros extranjeros. Entre ellos están los reporteros freelance alemanes Karen Fischer y Christian Struwe, quienes fueron baleados cerca de Baghlan en 2006 mientras hacían una investigación para un documental.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.240 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el séptimo puesto con un puntaje de 0.248

7 Nepal

El histórico cambio político de Nepal de una monarquía a una república democrática gobernada por una coalición bajo el liderazgo de los ex rebeldes Maoístas no trajo remedio alguno para los ataques a los medios, a pesar del compromiso expresado por el primer ministro de revertir la impunidad en las violaciones de los derechos humanos. Sospechosos maoístas en al menos dos asesinatos permanecen en libertad. En total, seis asesinatos de periodistas han tenido lugar en la última década, todos ellos sin condena alguna. Estos incluyen el brutal asesinato de Uma Singh en enero de 2009. Singh, una periodista de radio y prensa escrita que documentaba apropiaciones de tierras por parte de maoístas, fue atacada fatalmente por al menos 15 personas con cuchillos en su casa. Sus colegas dijeron que la policía ha ignorado el trabajo de Singh como móvil del asesinato, por miedo a repercusiones políticas.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.210 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año pasado: ocupó el octavo puesto con un puntaje de 0.178

8 Rusia

A pesar de recientes  presión internacional y reclamos domésticos para tratar la impunidad, poco progreso fue reportado el año pasado en materia de condenas en los asesinatos de periodistas. Rusia ascendió un puesto en el índice de este año, lo cual refleja los asesinatos cometidos en 2009.  Entre todos, 18 asesinatos en la prensa no han sido resueltos desde 2000. Dos de los periodistas asesinados en 2009 trabajaban para un solo periódico, el independiente Novaya Gazeta. Las víctimas incluyeron a la internacionalmente reconocida reportera y defensora de derechos humanos Natalya Estemirova, quien fue secuestrada en su casa y baleada en la volátil zona norte de la región del Cáucaso.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.127 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el noveno puesto con un puntaje de 0.106

9 México

Los increíbles niveles de violencia contra los periodistas que cubren la fuente policiaca, narcotráfico y corrupción del gobierno continuaron en 2009, y empujaron a México dos lugares más arriba en el índice. La impunidad en nueve asesinatos a lo largo de la última década puede ser mayormente atribuida a la inhabilidad del gobierno para restringir el alcance desmedido y feroz del crimen organizado. Las víctimas incluyen al reportero y fotógrafo Eliseo Barrón Hernández, quien fue golpeado y secuestrado frente a su esposa e hijos en mayo de 2009. Las autoridades mas tarde encontraron en una zanja el cadáver de Barrón, torturado y baleado al menos en 11 oportunidades.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.085 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el onceavo puesto con un puntaje de 0.057

10 Pakistán

Las autoridades paquistaníes han conseguido condenas en solo un caso en la década pasada: el asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl en 2002. Otros doce asesinatos de periodistas permanecieron sin resolver durante ese tiempo. Dos de los asesinatos fueron reportados en 2009, un año en el cual los periodistas enfrentaron una intensa presión por parte de las milicias y enormes desafíos en la cobertura de una seria de ofensivas militares. Las víctimas de 2009 incluyen la corresponsal de televisión Musa Khankhel, quien fue secuestrada y ejecutada mientras cubría una marcha de paz en Swat, un área controlada por milicias.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.072  asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el décimo puesto con un puntaje de 0.062

11 Bangladesh

Bangladesh ha permanecido en una situación estática. Si bien no se han reportado asesinatos de periodistas desde 2005, tampoco se han conseguido condenas en ninguno de los siete casos de asesinatos no resueltos perpetrados en la primera parte de la década, cuando los periodistas enfrentaron una fuerte represalia por su cobertura de corrupción, crimen organizado y grupos extremistas. El asesinato más reciente se llevó la vida del reportero de prensa Gautam Das, quien fue encontrado estrangulado en su oficina en noviembre de 2005. La policía arrestó a numerosos sospechosos en el caso, pero hasta la fecha ninguno ha sido condenado.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.044 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el décimo segundo puesto con un puntaje de 0.044

12 India

La reputación del país de tener consolidados medios informativos y una robusta democracia permiten disimular sus falencias en materia de justicia en los asesinatos de siete periodistas ocurridos a lo largo de la última década. La violencia e intimidación contra reporteros provinciales –particularmente de aquellos que cubren la fuente policíaca, corrupción y asuntos relacionados con derechos humanos– son comunes, mientras que las investigaciones del gobierno son ineficientes, según una investigación del CPJ. Las víctimas incluyen a Vikas Ranjan, corresponsal de un diario en lengua hindi, quien fue asesinada en una balacera iniciada por individuos motorizados en el estado norteño de Bihar. Ranjan había sido amenazada en repetidas oportunidades por su cobertura de la fuente policiaca y asuntos de corrupción.

Puntaje en el Índice de Impunidad: 0.006 asesinatos de periodistas no resueltos por cada millón de habitantes.

Año anterior: ocupó el décimo cuarto puesto con un puntaje de 0.006

 

Metodología

El Índice de Impunidad del CPJ se calcula  por el número de asesinatos de periodistas no resueltos en relación con la población de cada país. El CPJ examinó cada nación alrededor del mundo durante el período comprendido entre el primero de enero de 2000 hasta el 31 de diciembre de 2009. Solo aquellas naciones con cinco o más casos no resueltos fueron incluidas en el índice.

Los casos son considerados no resueltos cuando no se ha obtenido condena alguna.

El CPJ considera asesinato a todo deliberado ataque dirigido contra un periodista en particular que conlleva su muerte por el trabajo que la víctima realiza. Los asesinatos conforman más del 70 por ciento de las muertes de periodistas relacionadas con el trabajo que realizan, según investigaciones del CPJ. Este índice no incluye casos de periodistas muertos en combate o mientras realizaban la cobertura de eventos peligrosos, como protestas callejeras.

En aquellos casos en los que hubo datos disponibles, en este índice se utilizó información de los Indicadores Mundiales para el Desarrollo del Banco Mundial publicados en 2009. En los casos de Irak y Afganistán, el CPJ utilizó datos de las Predicciones de Población Mundial de 2008 de las Naciones Unidas.

El CPJ consultó Mary Gay, profesor de matemático y estadísticas de la American University en Washington, al iniciar el desarrollo de la metodología en 2008. Gay ha sido miembro de juntas y comités de organizaciones tales como Amnistía Internacional. En 2001, Gray recibió el Premio Presidencial a la Excelencia en las Ciencias, Matemáticas e Ingeniería Consultiva.

El Índice de Impunidad del CPJ se enfoca específicamente  en los asesinatos de periodistas no resueltos. El CPJ mantiene en forma constante una detallada base de datos de todos los periodistas asesinados con información necesaria y cápsulas narrativas que explican las circunstancias de cada caso. Nuestro mapa interactivo permite establecer tendencias por país y por año.
 

Tabla de Estadísticas

Asesinatos de periodistas no resueltos por cada un millón de habitantes entre 2000 y 20009. Se incluyen naciones con cinco o más casos no resueltos. Los casos son considerados no resueltos cuando no se obtuvo condena alguna.

Ranking País Casos no resueltos Población
(en millones)
Cálculo Puntaje
1 Irak* 88 31.5 88/31.5 2.794
2 Somalia 9 9.0 9/9.0 1.000
3 Filipinas 55 90.3 55/90.3 0.609
4 Sri Lanka 10 20.2 10/20.2 0.496
5 Colombia 13 44.5 13/44.5 0.292
6 Afganistán* 7 29.1 7/29.1 0.240
7 Nepal 6 28.6 6/28.6 0.210
8 Rusia 18 141.8 18/141.8 0.127
9 México 9 106.4 9/106.4 0.085
10 Pakistán 12 166.0 12/166.0 0.072
11 Bangladesh 7 160.0 7/160.0 0.044
12 India 7 1140.0 7/1140.0 0.006


Datos de Población:

Indicadores Mundiales para el Desarrollo del Banco Mundial de 2009, salvo que se indique lo contrario.

* Predicciones de la Población Mundial de 2008 de las Naciones Unidas

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo