Noticias   |   Cuba

Periodistas de sitio Web de noticias enfrentan arresto e intimidación durante Congreso de Partido Comunista

Nueva York, 20 de abril de 2011--El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) está alarmado por una reciente serie de arrestos de periodistas del Centro de Información Hablemos Press de La Habana que impidió al medio de prensa informar sobre el Congreso del Partido Comunista llevado a cabo en la capital cubana esta semana. El CPJ instó al gobierno cubano a poner freno al constante hostigamiento de periodistas independientes y a permitirles cumplir libremente con su labor informativa. 

En las últimas tres semanas, al menos 10 corresponsales de Hablemos Press, conocido por su tarea informativa sobre derechos humanos y actividades de la oposición, han sido detenidos en estaciones de policía, bajo arresto domiciliario o amenazados con ser apresados. Un periodista, Enyor Díaz Allen, fue atacado por simpatizantes del gobierno y luego detenido por la policía durante 4 días. Los arrestos coincidieron con el Sexto Congreso del Partido Comunista, que comenzó el sábado en La Habana.

"Esta escalada de detenciones de corto plazo contra periodistas durante el Congreso del Partido Comunista es evidencia de que la actitud del gobierno cubano sobre la prensa independiente no ha cambiado, a pesar de las liberaciones de periodistas presos en meses recientes", afirmó el coordinador senior del programa de las Américas del CPJ Carlos Lauría. "Instamos a los funcionarios cubanos a poner fin a las detenciones y el acoso de periodistas".  

A pesar de la liberación de Albert Santiago Du Bouchet Hernández este mes, que marcó un hito al ser el último periodista encarcelado en Cuba, el CPJ y organizaciones locales de derechos humanos han observado un aumento de casos de persecución de baja intensidad -detenciones de corto plazo, arrestos domiciliarios, campañas de difamación e intimidación- de integrantes de de la prensa independiente cubana.

El director de Hablemos Press, Roberto de Jesús Guerra Pérez, señaló al CPJ en una entrevista el martes que la fecha escogida para los arrestos fue obvia. "El régimen tiene miedo que se produzca una levantamiento popular durante el Congreso del Partido y buscar prevenir que los periodistas informen sobre lo que está ocurriendo", indicó Guerra. 

Según las investigaciones del CPJ, 10 periodistas de Hablemos Press han enfrentado arresto e intimidación en las últimas tres semanas:

  • El corresponsal en Guantánamo Enyor Díaz Allen, de 28 años, fue arrestado el viernes junto con el activista pro-democracia Yoandris Beltrán Gamboa, y detenido hasta el martes por la tarde, indicó Díaz al CPJ. Mientras caminaba el viernes por la noche, dos hombres desconocidos se le acercaron, gritaron insignias pro-castristas y lo agredieron. Díaz se defendió pero sufrió una fractura en el brazo y heridas en la cabeza que requirieron puntos de sutura. Veinte minutos más tarde varios agentes de policía pusieron fin a la disputa. Díaz fue llevado al hospital por la policía. Después de recibir atención por sus heridas, agentes de la seguridad del estado condujeron a Díaz a la unidad de policía Parque 24, donde permaneció detenido por cuatro días. Díaz fue acusado de lesiones y sus asaltantes salieron en libertad, señaló Guerra.
    Díaz ha informado sobre excesos de la policía, la educación y actividades de la oposición en Guantánamo y es también integrante del movimiento de jóvenes por la democracia. Según Guerra, una táctica común de las autoridades cubanas para intimidar a los críticos es incentivar a los militantes del gobierno para que ataquen a los disidentes, quienes son después arrestados. Diáz dijo al CPJ creer que el ataque tuvo relación con su labor periodística.
  • Raúl Arias Márquez y Elier Muir Ávila, corresponsales en las provincias de Morón y Ciego de Ávila, fueron detenidos y amenazados el 5 de abril y el 6 de abril por agentes de la policía y la seguridad del estado en la casa de Márquez donde los periodistas solían reunirse. Los dos llevaban unos dos meses trabajando para Hablemos Press y habían informado sobre una riña estudiantil que arrojó un saldo de dos muertos.
  • El 31 de marzo, el corresponsal de Hablemos Press Idalberto Acuña Carabeo fue arrestado en su casa en La Habana por agentes de la seguridad del estado exigiendo que entregara unas fotografías que había tomado durante una protesta laboral unas horas antes. Cuando Acuña se negó a cumplir con la orden, lo llevaron a una unidad de policía, donde fue liberado tras 24 horas de interrogatorio y amenazas, informó Hablemos Press.
  • La casa en San José de las Lajas de Luis Roberto Arcia Rodríguez, corresponsal de Hablemos Press en la provincia de Mayabeque, fue sitiada por 12 horas el 16 de abril para impedirle que viaje a La Habana a reunirse con otros periodistas durante el Congreso del Partido Comunista, informó Guerra. Según dijo Guerra, ocho agentes de la seguridad estatal y la policía impidieron que el periodista saliera de su casa.
  • La casa de Sandra Guerra Pérez, corresponsal de Hablemos Press en Melena del Sur, fue sitiada por más de 20 agentes de policía y seguridad del estado el 16 de abril. Los agentes impidieron que la periodista saliera de su casa hasta el 18 de abril por la tarde. Sandra Guerra había informado sobre una serie de incendios en los campos de caña en la zona,  además de la transformación de escuelas de campo abandonadas en prisiones. Según Roberto Guerra, el arresto domiciliario fue destinado a impedir que Sandra Guerra viajara a La Habana durante el congreso comunista.
  • El 15 de abril, dos agentes de seguridad del estado se hicieron presentes en la sede de Hablemos Press en La Habana central y advirtieron a cuatro periodistas, incluyendo a Roberto Guerra, que serían detenidos si salían de sus casas durante el congreso. Los agentes le advirtieron a Guerra que podría ser encarcelado por los videos que había subido al sitio Web de Hablemos Press que muestran a víctimas de la represión oficial.
Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo