Manual de Seguridad para Periodistas del CPJ

 

1 Preparación Básica

Nunca ha habido tantos tipos diferentes de periodistas cumpliendo con su labor informativa en tantas plataformas distintas. No importa la forma de periodismo, desde investigación a reportero de fuente, corresponsales extranjeros a coberturas locales, blogueros a fotoperiodismo, la preparación es el punto de partida.

Investigue con cuidado su cobertura o fuente. Conozca el terreno, historia, protagonistas, dinámica y tendencias desde diversos puntos de vistas (Véase las secciones abajo sobre Corresponsales Extranjeros y Periodismo Local. Sea diestro en la cultura, las rutinas y los idiomas de cualquier grupo que está cubriendo. Los conocimientos lingüísticos son muy útiles, especialmente si se conocen términos básicos y frases. Desarrolle una lista de fuentes noticiosas potenciales a través de una variedad de perspectivas. Elabore los planes de contingencia detallados en caso de emergencias, identificando las rutas de la salida y los contactos confiables que mantendrá actualizados sobre su localización, los planes y los detalles del trabajo. (Véase el Capítulo 2 Evaluación y Repuesta al Riesgo.) Otros pasos preparatorios valiosos incluyen la obtención de seguro médico apropiado así como la vacunación (según lo explicado en las secciones abajo sobre Cobertura de Seguro y Asistencia Médica y Vacunación), entendiendo información y la seguridad de las comunicaciones (según lo cubierto en Seguridad de Información del Capítulo 3), y el recibimiento del entrenamiento y el equipo apropiado para el conflicto (según lo descrito en Conflicto Armado del Capítulo 4).

Corresponsales Extranjeros

Reuters Una investigación a fondo sobre el destino en el exterior antes de viajar es esencial para mantenerse a salvo. Repase de cerca los informes que reflejen diferentes perspectivas, diversas fuentes académicas, avisos de seguridad sobre viajes y salud de la Organización Mundial de la Salud y de otras agencias gubernamentales o multilaterales, y de informes sobre derechos humanos y la libertad de prensa de gobiernos y de fuentes no gubernamentales. Las guías comunes de viajes pueden proporcionar la información esencial sobre las culturas y costumbres. Antes de viajar a un lugar, en especial si se trata de la primera vez, busque el consejo de periodistas con experiencia en esa zona. El consejo específico sobre una zona por parte de colegas confiables es crucial en la planificación de una cobertura y la evaluación de riesgos. Si es inexperto en la profesión o nuevo en una zona en particular, considere preguntar a los colegas de la zona si puede acompañarlos por un período cuando ellos están trabajando.

Haga todo lo posible por aprender expresiones básicas en lenguas nativas para permitir interacciones diarias y para demostrar respeto, que puede reforzar su seguridad. Investigue las rutas fuera del área junto con la infraestructura médica disponible. La red de corresponsales extranjeros de American University proporciona una lista de recursos diversos que puedan ayudar en su preparación.

Prepare siempre una evaluación de la seguridad antes de una cobertura potencialmente peligrosa. Antes de salir, establezca puntos claros de contacto con los redactores, los colegas y amigos o integrantes de su familia. Sus contactos en el terreno deben saber cómo localizar a los integrantes de su familia y editores; sus parientes y editores, alternadamente, deben saber cómo localizar a sus contactos locales. Investigue por adelantado dónde buscará permanecer, el estado de la infraestructura de comunicaciones y la posibilidad de vigilancia. Decida cómo se comunicará con los editores y su hogar -por teléfono de línea, Voz sobre Protocolo de Internet, chat, o correo electrónico- y si elige seudónimos junto con un sistema de código, formas de encriptado, u otros medios seguros de comunicación electrónica. (Véase Capítulo 3 sobre la Seguridad de la Información). Antes de la salida, arregle o desarrolle procedimientos específicos para los conductores y traductores. Utilice gran cuidado y diligencia en revisar el personal de apoyo local, y asegúrese de buscar recomendaciones de colegas. Porque su seguridad a menudo está en las manos del personal de apoyo, es esencial que opte por individuos de confianza, bien informados. Los periodistas que aspiran viajar junto con las unidades militares deben hacer contactos y arreglos antes de partir.

En muchos países, es aconsejable encontrarse con alguien en el aeropuerto y escoltarle a su alojamiento inicial. Eso le permitirá ambientarse y evitar peligros como caminos riesgosos o criminales. Elija el alojamiento por adelantado. Su opción de hotel o alojamiento depende en parte del perfil que quiere guardar. Los grandes hoteles que abastecen a la gente de negocios proporcionan altos niveles de seguridad pero tienden a elevar su perfil. Los grandes hoteles proporcionan servicios de Internet gratuitos, aunque las conexiones en países represivos pueden estar comprometidas. Elegir un hotel pequeño o un alojamiento privado le permite guardar un perfil más bajo y ofrece mayor oportunidad de realizar su cobertura. Sin embargo tales alojamientos tienen en general niveles inferiores de seguridad o no proporcionan seguridad alguna. Evite los cuartos con balcones o ventanas al que puedan ingresar intrusos. Siempre planee rutas de escape o salidas de emergencias.

El entrenamiento de seguridad recomendado o el equipo como chaleco antibala se debe obtener por adelantado. (Véase Capítulo 4 Conflicto Armado). Las prescripciones médicas deben estar embaladas en el paquete o envase original, en el equipaje de mano, como aconseja la Organización Mundial de la Salud. Puede empaquetar doble medicación si desea (junto con la información de contacto de su médico) en otros bolsos, en caso de que se pierda o roben su equipaje de mano. Los líquidos de más de tres onzas o 85 mililitros se deben embalar en el equipaje que despacha para pasar la mayoría de las inspecciones de seguridad aeroportuaria. También debe llevar una tarjeta internacional de vacunación, así como la documentación oficial de su tipo de sangre y cualquier alergia y otras condiciones médicas. Identifique la disponibilidad de la asistencia médica en el área informativa, incluyendo la ubicación de hospitales, clínicas y médicos.

Antes de partir debe comprar la ropa apropiada, incluyendo para todo tipo de clima. Los periodistas que trabajan en el extranjero deben elegir los tonos tierra o los colores oscuros que no se destacan en la distancia y son distintos al azul usado por las fuerzas de seguridad o el verde del ejército o el color camuflado utilizado por las unidades militares. Cualquier periodista que espera cubrir una nota móvil a pie debe tener calzado adecuado, una mochila preparada y equipo para dormir. Amoldar el calzado extra antes de llegar a la cobertura. También empaquetar artículos que son difíciles de encontrar en países menos desarrollados, tales como baterías, linternas, cuadernos, tampones, hilo dental, un kit de primeros auxilios compacto, antiséptico, y crema para hongos para el pie, así como bolsas o dispositivos para ocultar el dinero. (Véase el Apéndice A Listas de verificación para un inventario más comprensivo de equipamiento). Los periodistas deben cerciorarse de que tengan acceso a dinero en efectivo sean dólares o euros. La Federación Internacional de Periodistas recomienda llevar una billetera simulada llena de tarjetas que parecen oficiales y algo de efectivo en caso de robo.

Su pasaporte y cualquier visa requerida deben estar actualizados. El pasaporte debe tener por lo menos seis meses antes de la expiración y suficientes páginas en blanco para los estampillados de visas. También puede obtener una licencia de conductor internacional de un proveedor respetable. Tener una licencia internacional junto con un carnet de su jurisdicción local es requerido en algunos países y puede hacer más fácil alquilar los automóviles en algunas zonas.

Periodismo Local

Mientras que los periodistas extranjeros enfrentan desafíos logísticos y de seguridad significativos, los periodistas locales hacen frente a amenazas más severas a sus vidas y libertad. La investigación del CPJ muestra que desde 1992, casi nueve en diez fatalidades relacionadas con el trabajo han implicado a periodistas locales que cubrían noticias en sus países de origen. Y más del 95 por ciento de periodistas encarcelados en todo el mundo son reporteros locales, periodistas fotográficos, blogueros y editores, según la misma investigación del CPJ. La necesidad de una exhaustiva preparación y planeamiento de seguridad es especialmente importante para los reporteros locales.

Si es nuevo en la profesión, en la fuente, o para un tipo particular de cobertura, puede buscar el consejo o tutoría de colegas experimentados. Con permiso, acompañe a un colega experimentado por un tiempo para ver cómo él o ella trabaja; puede obtener conocimiento valioso observando a un veterano en el trabajo. Debe investigar todas las leyes de prensa aplicables, incluyendo los estatutos que gobiernan el acceso a la información pública, acceso a la propiedad privada, difamación y las restricciones en el contenido que muchos países represivos intentan imponer. Países como Etiopía, por ejemplo, considera la sola cobertura de grupos de oposición como un crimen contra el estado. China encarcela a los escritores que son críticos del gobierno central o del Partido Comunista. Cada año decenas de periodistas están encarcelados por acusaciones contra el estado. Incluso si opta por exceder el límite en cuanto a contenidos, necesita saber las restricciones y las potenciales implicaciones de ir más allá de ellos.

La investigación del CPJ muestra que los reporteros que cubren las fuentes políticas, de corrupción y crimen están particularmente en más alto riesgo de ataque o encarcelamiento. Si está cubriendo una fuente debe invertir tiempo en entender los alcances de seguridad del tema; identificar a los agentes principales y conocer las motivaciones; entender las ramificaciones de ir más allá de la línea roja impuesta a través del estatuto o medios violentos, fuera de la legalidad. Los editores deben permitir a los nuevos periodistas bastante preparación antes de encontrarse con las fuentes, hablar con los colegas experimentados, y aprender las prácticas y terminología relevantes al tema. Un reportero de la fuente de crimen, en particular, exige una comprensión de los procedimientos de las fuerzas de seguridad. (Véase Capítulo 5 Crimen Organizado y Corrupción y Capítulo 6 Asuntos Civiles y Disturbios). Sobre crimen y otras coberturas de alto riesgo, debe desarrollar una evaluación de seguridad en consulta con los editores. (Véase Capítulo 2 Evaluación y Respuesta al Riesgo).

Los periodistas freelance deben comprender los riesgos potenciales de una cobertura informativa, como así también la capacidad del medio para brindarles apoyo. No dude en rechazar una cobertura peligrosa.

Si usted es freelancer considerando una cobertura para un medio de noticias local o internacional, debe tener una comprensión clara del riesgo potencial y de la capacidad y voluntad del medio de proporcionar ayuda si se encuentra en apuros. Siempre se debe desarrollar una evaluación de la seguridad antes de una cobertura potencialmente peligrosa, alistar contactos confiables y establecer siempre un procedimiento exacto para los contactos en forma regular. (Véase Capítulo 2 Evaluación y Respuesta al Riesgo). Los freelancers no deben vacilar en rechazar coberturas riesgosas. En algunos países represivos, la ley prohíbe trabajar como periodista para medios internacionales. Conozca la ley y las implicaciones de trabajar para medios extranjeros. En algunos países, no es conveniente ser identificado en una firma o en un crédito. Los periodistas deben comprender los alcances que acarrean aparecer con nombre en la producción de una nota producida por un medio que un país considera como un adversario. Aclare con el medio cómo quiere ser identificado.

Todos los reporteros locales deben saber qué soporte profesional está disponible. Un número de países tienen organizaciones profesionales eficaces que puedan proporcionar guía sobre las leyes referentes a la prensa, junto a consejos prácticos sobre ciertas tareas. Si está en problemas, algunas organizaciones nacionales pueden también intervenir o publicitar su caso. También debe tener conocimiento de que grupos internacionales tales como el CPJ y Reporteros Sin Fronteras pueden generar atención global y defenderlo en caso de acoso o amenazas (Para un listado de grupos locales e internacionales, vea Apéndice E Organizaciones de Periodistas. El Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión mantiene una lista extensa de los grupos.)

Si le piden trabajar como un intérprete o guía para un periodista internacional, tenga en claro los riesgos inherentes en la cobertura. Entienda por adelantado con quién se verá y dónde se va a dirigir. Evalúe al periodista internacional con quien va a trabajar, verifique su experiencia, historia y tolerancia para el riesgo. Considere las consecuencias de aparecer en un área hostil con un reportero de un país que se vea como adversario. Entienda que puede rechazar una cobertura y qué nivel de ayuda tiene el periodista o el medio en caso de problemas. Tenga en claro cuál es su papel en la tarea. ¿Le están pidiendo ser intérprete o proporcionar logística? ¿O usted también está haciendo de reportero? Este último tiene implicaciones adicionales de seguridad que usted debe entender.

Para todos los reporteros o guías locales, los medios o sus editores deben explicar claramente cuál es el papel que se espera que el individuo desempeñe y la ayuda legal y de seguridad que la organización puede proporcionar si ocurre un problema. Los editores deben entender si un periodista local rechaza una tarea peligrosa y aceptarlo sin ningún tipo de juicio al individuo. Los medios de prensa deben considerar su obligación ética cuando ofrecen la cobertura de una tarea peligrosa a un reportero freelance local.

Los blogueros independientes y los periodistas ciudadanos han emergido como importantes proveedores de noticias, particularmente durante las revueltas árabes que comenzaron en 2011. En Libia y en Siria, en donde las autoridades bloquearon acceso a los medios internacionales, los ciudadanos locales actuaron como periodistas independientes. Algunos filmaron las ofensivas de los gobiernos y colocaron las imágenes en Internet, mientras que otros diseminaron noticias de último momento en blogs independientes, micro-blogs, y medios sociales. En áreas severamente restringidas, su trabajo abrió ventanas a través de la cual el resto del mundo podía ver los conflictos. Varios de estos periodistas pagaron con sus vidas. En Siria, los video-fotógrafos independientes Ferzat Jarban y Basil al-Sayed murieron al ser blancos directos; en Libia, el fundador del sitio web, Mohammed al-Nabbous, fue baleado mientras transmitía audio en vivo desde una batalla en Bengasi.

Los blogueros y periodistas independientes deben desarrollar una red de contactos profesionales y familiares que se puedan movilizar en caso de emergencia. El Instituto de Informes sobre la Guerra y la Paz (IWPR, por sus siglas en inglés), radicado en Londres, ha ayudado a periodistas ciudadanos a organizar redes locales en los Balcanes y el Medio Oriente. En muchas naciones, tales redes son creadas para proteger la identidad de sus miembros. (Véase Capítulo 3 Seguridad de la Información y Detalles de cómo comunicarse seguro). Prepare una evaluación de la seguridad como se describe en el Capítulo 2. Blogueros independientes, video-fotógrafos y otros ciudadanos deben entender los graves riesgos de cumplir tareas periodísticas en tiempos de crisis sin tener ningúna apoyo institucional y trabajando por su cuenta. El riguroso planeamiento de la seguridad, incluyendo el uso y de comunicación segura y la costumbre de establecer contactos regulares con sus colegas y familiares es vital.

Credenciales de Prensa

AFP Obtenga las credenciales de prensa antes de iniciar su tarea informativa ya que es posible que necesite corroborar su situación en caso de ser requerido. Muchas organizaciones de medios otorgan credenciales a pedido de empleados contratados y otros freelancers. Los freelancers deben obtener al menos una carta de los medios que indican su afiliación. Varias asociaciones de periodistas y asociaciones empresariales otorgan credenciales de prensa a individuos calificados que pertenecen a sus organizaciones, incluyendo el Sindicato Nacional de Escritores (NWU, por sus siglas en inglés) y la Asociación Nacional de Fotógrafos de Prensa (NPPA, por sus siglas en inglés), con sede en Estados Unidos, y la Federación Internacional de Periodistas, radicada en Bélgica. Muchas Asociaciones de Prensa en otros países hacen lo mismo, aunque los blogueros independientes todavía tienen muchas dificultades para conseguir las credenciales. Los blogueros independientes pueden hacer una compilación de sus trabajos periodísticos y eso les puede ayudar a obtener las credenciales de la prensa.

También se debe investigar y obtener las credenciales de prensa de las autoridades municipales, regionales o nacionales, reconociendo que los funcionarios pueden otorgar las credenciales sobre una base selectiva en un intento por influir en la cobertura (véase Capítulo 6 Asuntos Civiles y Disturbios. Las credenciales de prensa de un Departamento de Policía local podrían ser útiles cuando se cubre una manifestación a nivel local. Credenciales también son necesarias para tomar fotografías o registrar acontecimientos en edificios públicos tales como capitolios del estado o asambleas nacionales.

Los periodistas que viajan al exterior también deben realizar trabajo de investigación y averiguar si necesitan una visa de periodista para trabajar en un país determinado. La respuesta no siempre está clara. En tales casos, los periodistas deben dialogar con otros reporteros y funcionarios de gobierno para determinar cuál es el procedimiento más adecuado. En numerosas instancias, los periodistas han viajado a países restrictivos con visas de turismo u otras visas como una forma de evadir la censura y llevar a cabo su labor en forma efectiva. Los periodistas deben medir, no obstante, potenciales consecuencias legales.

“En países donde los gobiernos pueden imponer restricciones a los periodistas extranjeros, es necesario evaluar esas limitaciones frente a las consecuencias de ser sorprendido sin la acreditación apropiada”, según una cartilla informativa compilada por el periodista Michael Collins, de la Sociedad de Periodistas Profesionales (SPJ, por sus siglas en inglés), radicada en Estados Unidos. “Al final es una decisión que uno debe adoptar, pero cuando se trata de comunicarse con la policía, las fuerzas armadas y otros funcionarios es casi siempre mejor tener una acreditación oficial”.

Las autoridades militares a veces otorgan sus propias credenciales a periodistas. Fuerzas militares de gobiernos así como grupos rebeldes armados pueden requerir a un periodista que obtenga una autorización escrita de un funcionario de mayor rango para poder pasar por retenes. Tales autorizaciones pueden variar de una carta firmada con el símbolo oficial de un grupo a la tarjeta personal de un comandante que escribe una breve nota en la parte de atrás. Preste atención sobre las credenciales o autorizaciones que muestra en cualquier momento. Un grupo puede percibir la tenencia de una autorización rival como un signo de colaboración con el enemigo.

Periodistas que cumplen con su labor informativa en el extranjero deben viajar con múltiples fotocopias de sus pasaportes, credenciales y cualquier otra carta de autorización, además de fotos de pasaporte adicionales.

Cobertura de Seguro

Garantizar un seguro de salud y discapacidad es uno de los desafíos más difíciles que enfrentan los periodistas. Los periodistas de planta que trabajan localmente deben revisar en forma exhaustiva las pólizas proporcionadas por sus empleadores con el fin de conocer condiciones y restricciones. Los periodistas bajo contrato deben intentar negociar su cobertura con los medios en los que colaboran. Pero los periodistas freelance deben encontrar y pagar cobertura por su cuenta; deben tomar tiempo para investigar los planes que encajan en sus necesidades específicas. (Un número sorprendente de periodistas, desde reporteros de radios comunitarias que trabajan en países menos desarrollados a corresponsales de guerra para grandes medios occidentales, cumplen su labor con escasa o sin cobertura de salud, como confirmaron decenas de periodistas al CPJ).

Asociaciones de periodistas en los países más ricos pueden ofrecer acceso a diferentes planes de seguros de salud y de vida. La Sociedad de Periodistas Profesionales (SPJ, por sus siglas en inglés) ofrece una serie de planes de seguro, incluyendo cobertura en hospitales, seguro médico para lesiones severas o de largo plazo, muerte accidental o pérdida de miembros y seguro por discapacidad. Los planes del SPJ no están disponibles en todos los estados y no sirven para periodistas que trabajan fuera de Estados Unidos. El Sindicato Nacional de Escritores (NWU, por sus siglas en inglés) y la Asociación Nacional de Fotógrafos de Prensa (NPPA, por sus siglas en inglés) ofrecen planes de seguros para sus respectivos miembros.

Los periodistas que trabajan a nivel internacional tienen algunas opciones. El grupo de libertad de prensa Reporteros sin Fronteras, radicado en Paris, en colaboración con su asegurador privado World Escapade Travel Insurance, con sede en Quebec, Canadá, ofrece cobertura de seguro para periodistas a precios competitivos, incluyendo freelancers que trabajan fuera del área de residencia. Estas pólizas cubren a periodistas que trabajan en regiones hostiles, incluyendo zonas de guerra alrededor del mundo. El costo de los planes puede variar, dependiendo del destino. La cobertura puede ser adquirida por día hasta un total de 365 días. Cobertura adicional está disponible para incluir condiciones preexistentes. Para ser elegible parta estos planes, los periodistas deben pagar una importe para unirse a Reporteros sin Fronteras. Los planes incluyen asistencia para protección de emergencia, cobertura durante viajes o mientras trabajan junto a fuerzas militares (una participación activa como combatiente eliminaría la cobertura), y muerte accidental y pagos por pérdida de miembros.

Un número de aseguradores privadas y empresas también ofrecen salud, discapacidad y seguro de vida a viajeros, incluyendo a periodistas que trabajan en el exterior; los costos y la cobertura varían dependiendo de numerosos factores. (Véase una lista de potenciales proveedores en el Apéndice C Proveedores de Seguro). Investigue sus opciones en forma exhaustiva y revise las pólizas ante posibles restricciones, tales como exclusiones por lesiones como consecuencia de actos de guerra o terrorismo. La Organización Mundial de la Salud recomienda que viajeros internacionales confirmen que su seguro cubra cambios de itinerario, evacuación médica de emergencia y repatriación de restos en caso de muerte. Tenga en cuenta que la cobertura de lesiones permanentes o discapacidad puede ser la parte más importante del plan. Cobertura de contingencias como evacuación médica de emergencia puede ser sumamente costosa, y la evacuación en si misma tal vez no pueda concretarse en zonas de guerra o regiones sumamente aisladas. En tales casos, los periodistas no tendrían más opción que recurrir a tratamiento médico disponible a nivel local.

Atención Médica y Vacunas

Conservarse físicamente en forma y mantener una dieta apropiada son medidas preventivas esenciales. Los periodistas que esperan permanecer en el exterior o en coberturas en zonas aisladas por un período de tiempo significativo deben considerar visitas a profesionales médicos antes de su partida, incluyendo su médico de cabecera, dentista, oculista, ginecólogo y terapeuta físico. Cualquier trabajo dental, en particular, debe ser resuelto antes del viaje.

Si parte hacia el exterior o hacia una misión remota, es importante cuidar su salud. Visite a su médico clinico y a otros profesionales con anticipación.

Si tiene planes para trabajar a nivel internacional, consulte con un médico competente o una clínica orientada a viajeros internacionales para asegurar que reciba todas las vacunas recomendadas en forma anticipada. Como prueba de vacunaciones, haga fotocopias y llévelas en el Certificado Internacional de Vacunación, un documento color amarillo con firmas y sello, aprobado por la Organización Mundial de la Salud; este certificado está disponible en todas las clínicas calificadas. Algunas aseguradoras, afirma la Organización Mundial de la Salud, pueden solicitar prueba de inmunización como condición para cobertura médica de emergencia o repatriación en caso de emergencia. Algunos países pueden requerir prueba de vacunación como condición de ingreso; verifique los requisitos de países específicos. Bolivia, por ejemplo, ha solicitado a visitantes que tengan la vacuna contra la fiebre amarilla.

La mayoría de los médicos recomiendan la vacuna del tétano cada diez años para adultos de entre 19 y 64 años. Para los periodistas que viajan a zonas donde prevalece la malaria, los médicos también pueden prescribir medicina profiláctica contra la malaria para proteger contra la infección. Para determinadas zonas, la vacuna contra la polio, hepatitis A y B, fiebre amarilla y tifoidea también puede ser recomendada. La vacuna para hepatitis B debe ser planeada medio año antes porque requiere tres inoculaciones separadas en un período de seis meses. La vacuna para la fiebre amarilla es obligatoria para viajar a la mayoría de los países de África occidental y África central. Las vacunas contra la polio y meningitis son requeridas para viajar a la Meca en Arabia Saudita. La Organización Mundial de la Salud proporciona mapas actualizados con la distribución de las enfermedades.

Las vacunas contra el cólera no son ya recomendadas en forma rutinaria para viajes internacionales, si bien una vacuna oral contra el cólera puede ser recomendada a cooperantes, periodistas y otros que viajan a zonas de alto riesgo. La vacuna oral contra el cólera aprobada para su uso por muchos países requiere dos dosis tomadas durante un período de dos a no más de seis semanas.

Algunas vacunas pueden volverlo temporariamente enfermo, pero cualquier fiebre alta o prolongada debe ser reportada de inmediato a un médico. Sea consciente de que ninguna vacuna es 100 por ciento efectiva. Las vacunas tampoco son un sustituto para adoptar otras precauciones razonables y necesarias para evitar contraer enfermedades.

Recuados Personales

Tomar agua pura es siempre esencial. El agua en botella en contenedores sellados es una opción en áreas donde el agua de la canilla está contaminada o se sospecha que puede estarlo. (La Federación Internacional de Periodistas recomienda tomar sólo agua en botella gasificada en muchos países; agua en botella sin gas puede estar contaminada). Si el agua sucia no puede ser evitada, hervir el agua durante al menos un minuto es la forma más efectiva de matar los patógenos, según la Organización Mundial de la Salud. Permita que el agua se enfríe a temperatura ambiente antes de colocarla en un refrigerador. Existas otras maneras de desinfectar agua, dependiendo del nivel de los supuestos contaminantes. Pero en regiones como el sudeste asiático y en la mayor parte de África sub-sahariana, sistemas de filtro hechos de cerámica, membrana o carbono pueden ser la única forma efectiva de filtrar patógenos, incluyendo elementos microscópicos de desecho humano. Los periodistas deben investigar los métodos de purificación de agua más apropiados para su destino.

En áreas donde se sospecha que el agua está contaminada, sólo ingiera alimentos que están debidamente cocidos. La fruta debe ser pelada o lavada en agua limpia. Evite comida de vendedores ambulantes, además de productos elaborados con leche, agua o huevos. Evite tragar agua cuando se duche, utilice agua limpia para cepillarse los dientes y lave sus manos y sus cubiertos antes de comer. El uso de desinfectante de manos es recomendado. Evite también exposición a aguas abiertas. La Organización Mundial de la Salud destaca que aguas costeras e interiores, e incluso piscinas en hoteles y spas, pueden ser un riesgo de enfermedades que provienen del agua. Los bancos de los ríos y terreno barroso no deben ser recorridos sin calzado apropiado y resistente al agua.

En climas cálidos, en especial durante períodos de actividad física, agregar sal de mesa a la comida o bebida puede prevenir la pérdida de electrolitos, deshidratación y golpe de calor. La Organización Mundial de la Salud recomienda llevar una solución rehidratante oral. Si no constara ninguna disponible, un sustituto es una combinación de seis cucharas de azúcar y una de sal en un litro de agua potable. En zonas de malaria, asegure tener redes para mosquitos y vista con mangas largas y pantalones.

Cualquier corte o ulceración debe ser tratada de inmediato con crema antiséptica o pomada. Picazón o descamación entre los dedos del pie debe ser tratada de inmediato con pie de atleta u otro tratamiento anti-hongos. (Cremas para pie de atleta sin necesidad de receta y fuertes también detendrán que se extiendan otros hongos). Lavar a diario, aún cuando sea con una toalla o trozo de tela húmeda. Se puede aplicar talco en polvo en zonas sensibles de la piel. Si es alérgico a las picaduras de abejas o de otros insectos, lleve un botiquín para poder darse una inyección u otros antídotos prescriptos. Lleve medicación suficiente y actualizada, lentes de contacto y cristales, incluyendo algunos de repuesto.

Conozca su tipo sanguíneo y lleve una tarjeta de donante de sangre u otra tarjeta médica que lo indique con claridad. Aquellos que trabajan en ambientes hostiles pueden utilizar un brazalete o una tarjeta laminada alrededor del cuello para indicar su tipo de sangre y cualquier tipo de alergias. Cualquiera que sea alérgico a drogas como la penicilina siempre debe llevar o usar una tarjeta prominente, brazalete u otra identificación que alerte al personal médico sobre su alergia. En países con altos índices de VIH, algunas embajadas occidentales mantienen bancos de sangre abiertos para el personal diplomático y otros nacionales que visiten el país. Los periodistas pueden tener la opción de donar sangre con el entendimiento que el banco de sangre estaría disponible para ellos si fuera necesario. Sea consciente de los riesgos de contraer enfermedades transmitidas por sexo, incluyendo SIDA.




Tamaño del texto
A   A   A
Herramientas

   

Imprimir Imprimir

Compartir Compartir

Manual de Seguridad para Periodistas del CPJ

Tabla de Contenidos

Introducción: Un Nuevo Mundo de Noticias

2. Evaluación y Respuesta al Riesgo
 



Manual de Seguridad para Periodistas del CPJ » Ir a: