Blog   |   El Salvador

Vocero presidencial de El Salvador promete proteger a El Faro

También está disponible en English

Por Carlos Lauría/Coordinator Senior del Programa de las Américas

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, negó que su gobierno participara en negociaciones con pandillas para reducir el número de homicidios. (AP/Luis Romero)

"El Salvador está comprometido en garantizar la seguridad de El Faro y sus periodistas para que puedan continuar su tarea investigativa", afirmó David Rivas, vocero del Presidente Mauricio Funes Cartagena, en una reciente conversación telefónica. El compromiso del gobierno se produjo después de un excelente trabajo de investigación periodística por parte del diario digital sobre negociaciones secretas en el que pandillas locales, conocidas como Maras, anunciaron que limitarían el número de asesinatos a cambio de concesiones del gobierno, como el traslado de pandilleros encarcelados a una prisión de menor seguridad.     

Como resultado de su trabajo periodístico, el personal del periódico notificó que estaba siendo seguido y fotografiado. "Este es un tema muy sensible y es necesario asegurarse que se tomen todas las medidas", indicó Ricas, quien sostuvo que el Presidente Funes está en conocimiento de la situación y que ha ordenado al Ministro de Seguridad David Munguía Payés que se reúna con El Faro. Le señalé a Rivas que éste es un tema de gran interés nacional y como tal el gobierno debe garantizar que el diario digital pueda seguir con su trabajo investigativo sin temor.

Esto es particularmente cierto luego de la difusión el 19 de marzo de un comunicado emitido por las dos pandillas más poderosas del país (Mara Salvatrucha y Mara 18), refrendado por líderes de la Iglesia Católica, y enviado a varios medios locales. El comunicado, en el que las pandillas confirman que han establecido una tregua y ahora están en un período de reflexión, describió el trabajo periodístico de El Faro sobre las negociaciones como "irresponsable, tendencioso y poco profesional". En un editorial publicado el 26 de marzo, El Faro indicó que el comunicado fue redactado de una forma que no parecía ser de la autoría de las pandillas, alegando que habría sido producido por funcionarios involucrados en las negociaciones con las Maras.    

A pesar de que Funes negó que su gobierno hubiera llegado a un acuerdo con las pandillas para reducir el número de asesinados a cambios de mejores condiciones carcelarias, el presidente salvadoreño admitió en una conferencia de prensa el 28 de marzo que su administración "facilitó" la tregua entre pandillas al transferir a unos 30 líderes pandilleros a prisiones de menor seguridad, según informes de prensa. Los asesinatos han bajado abruptamente en las dos semanas desde la tregua, de un promedio de 14 por día a un total de 6, señaló la prensa. El Salvador, según un informe reciente de la ONU, tiene uno de los índices de homicidio más altos del mundo, con 66 asesinatos cada 100 mil habitantes.      

El Faro primero informó sobre una red criminal que involucraba a políticos en mayo de 2011, en un artículo titulado "El cartel de Texis". Carlos Dada, director de El Faro, afirmó que periodistas del diario digital habían sido seguidos y fotografiados por sujetos no identificados. Dada indicó que sospechaba que la policía estaba siguiendo al personal del medio con el propósito de identificar las fuentes del artículo publicado en mayo.

El ministro de seguridad, el general retirado David Munguía Payés, afirmó al CPJ que no tenía conocimiento de un seguimiento al personal de El Faro y que no había una orden para tal efecto emitida por algún organismo del gobierno. Luego, sin embargo, funcionarios mantuvieron una reunión con integrantes de varios medios, excluyendo a El Faro, en el que anunciaron que había datos de inteligencia sugiriendo que las pandillas estaban enojadas por el trabajo periodístico de El Faro y que el personal del diario digital estaba en peligro, según Dada. Al día siguiente, el ministro de Seguridad Munguía Payés indicó al personal de El Faro que corría el riesgo de ser atacado por las bandas criminales, pero no dio más detalles ni ofreció protección para el personal, señaló Dada.

Cuando se le preguntó acerca de las amenazas contra El Faro, Munguía Payés señaló al CPJ que para el ministerio es nuestra "responsabilidad darle protección a cualquier salvadoreño que está en peligro y si existe una amenaza contra ellos". Afirmó que la policía había cumplido con esta responsabilidad al poner sobre aviso a El Faro sobre la información que recibieron. Agregó que estaban en el proceso de confirmar la veracidad de las amenazas. Si las amenazas son corroboradas, indicó, se analizarán posibles medidas de protección para El Faro. Dada indicó que aún no han recibieron información adicional de Munguía Payés.

La investigación del CPJ indica que periodistas que informan sobre la violencia de las pandillas en El Salvador asumen el riesgo de convertirse en blanco ellos mismos. En 2009, Christian Poveda, cineasta franco-español, fue asesinado por miembros de la pandilla Mara 18.

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo