Go »
  Go »

Colombia


El Índice Global de Impunidad 2014 del CPJ se enfoca en países donde los periodistas son asesinados y los responsables quedan libres

Periodistas protestan en el primer aniversario del asesinato de la periodista Regina Martínez Pérez. Los ataques contra la prensa son tan comunes que las autoridades mexicanas aprobaron una ley que dio mayor jurisdicción a las autoridades federales para enjuiciar crímenes contra periodistas. (AP / Felix Marquez)

Los periodistas que informan sobre cuestiones sensibles como el conflicto armado de hace varias décadas, la delincuencia y la corrupción fueron nuevamente objeto de violencia e intimidación. Un periodista del principal semanario de noticias de Colombia sobrevivió un intento de asesinato, mientras que periodistas de otras regiones fueron blanco de reiteradas amenazas y en algunos casos fueron obligados a huir de sus hogares y del país. Un periodista y un trabajador de medios fueron asesinados en represalia por su labor periodística. La violencia provocó que los periodistas que no ejercen su labor en los principales centros urbanos se autocensuraran por temor a perder la vida. Al mismo tiempo, los periodistas que cubrieron varias semanas de protestas campesinas contra el gobierno en la región del Catatumbo fueron blanco de violencia por parte de todos los sectores involucrados. La justicia continuó avanzando de manera vacilante en la investigación, iniciada hace cinco años, de un esquema ilegal de espionaje gubernamental que estaba dirigido contra críticos del gobierno, entre ellos varios periodistas. Por una parte, la Corte Suprema retiró los cargos contra el exdirector de la ahora disuelta Departamento Administrativo de Seguridad y, por otra, otro tribunal concedió la libertad a un funcionario de ese organismo que con anterioridad había sido condenado, según informes de prensa. Siete ex detectives de la policía secreta fueron sentenciados a prisión preventiva por los delitos de “tortura sicológica” y amenazas anónimas contra la periodista Claudia Julieta Duque, una de las víctimas del espionaje, por su cobertura informativa acerca del asesinato de un periodista en 1999. A finales de 2013, un político fue absuelto de la acusación de ser el autor intelectual del asesinato del conocido periodista Orlando Sierra, hecho ocurrido en 2002, pero los fiscales declararon que apelarían la decisión. Como hecho positivo, la Corte Suprema revocó la condena contra el periodista Luis Agustín González, quien había sido acusado del delito de difamación. Mientras el gobierno del presidente Juan Manuel Santos mantenía negociaciones de paz con la guerrilla izquierdista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), una comisión conformada por el gobierno informó que el conflicto colombiano, con más de 50 años de duración, había arrojado un saldo de por lo menos 220 mil muertos, la gran mayoría de los cuales pertenecían a la población civil.

ilustra desafíos en lucha contra impunidad en Colombia
La incapacidad para resolver los asesinatos de periodistas en Arauca genera una atmósfera de hostilidad e intimidación para los medios. Por John Otis

El general Rodolfo Palomino, comandante de la policía colombiana, escribe un mensaje para una campaña de apoyo a la desmovilización de las FARC en Tame, departamento de Arauca, el 18 de septiembre de 2013. ( Reuters / Jose Miguel Gomez)

Bogotá, 14 de enero de 2014-- El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) insta a  las autoridades colombianas a garantizar la seguridad de tres periodistas de radio en el departamento sureño de Guaviare que han recibido amenazas de muerte por su cobertura sobre un referendo revocatorio que podría remover de su cargo al gobernador local.

Bogotá, 1 de octubre de 2013--El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) condena el asesinato del voceador de un diario colombiano que colaboró con periodistas en la revelación de conducta inapropiada de guardias de una cárcel local y exhorta a las autoridades a investigar el crimen.     

Bogotá, 16 de septiembre de 2013--El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) insta a las autoridades colombianas a realizar una investigación exhaustiva sobre el asesinato de un conductor de un programa de radio ocurrido el miércoles. Édison Alberto Molina, un abogado y político quien conducía un programa en el que denunciaba corrupción gubernamental, fue asesinado a balazos en la ciudad de Puerto Berrío, según informes de prensa.   

Informar desde el Catatumbo, una región del norte colombiano dominada por la guerrilla y los narcotraficantes, siempre ha sido un desafío, pero las condiciones para el ejercicio del periodismo se han deteriorado gravemente debido a protestas antigubernamentales que ya llevan dos meses y enfrentan a miles de campesinos enardecidos contra soldados y policías antimotines.

Por John Otis /Corresponsal del CPJ en los Andes

El director de noticias de un canal de TV colombiano que dirigió exhaustivas investigaciones periodísticas de la política en el departamento de Antioquia, renunció el 28 de junio después de que un consejo de redacción en el que participó fue grabado en secreto y utilizado por políticos para reclamar su despido.

Por John Otis/Corresponsal del CPJ en los Andes  

La policía colombiana muestra armas confiscadas durante una redada contra una banda criminal  en el municipio de Tarazá. (Reuters / Fredy Amariles)

Al lado de la oficina del alcalde en la ciudad colombiana de Caucasia se encuentra un monumento que simboliza la disfuncionalidad del gobierno: una biblioteca pública medio construida con ventanas rotas, un suelo manchado con agua y barras oxidadas sobresaliendo de pilares de hormigón.

Bogotá, 15 de mayo de 2013--Las autoridades colombianas deben enjuiciar a todos los responsables de un supuesto complot para asesinar a un periodista y dos analistas políticos que habían investigado vínculos entre políticos locales y el crimen organizado, afirmó hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

  Go »


Tamaño del texto
A   A   A
CONTACTO

Américas

Coordinador senior del Programa:
Carlos Lauría

Investigador Asociado:
Sara Rafsky

clauria@cpj.org
SRafsky@cpj.org

Teléfonos: 212-465-1004
Internos 120, 146
Fax: 212-465-9568

330 7ma Avenida, Piso 11
Nueva York, NY, 10001 Estados Unidos

Categorías recientes