Go »
  Go »

Haití


En América Latina, el retorno de la censura

El periódico venezolano El Nacional deja espacios en blanco en lugar de una imagen prohibida por el gobierno. (Reuters/Jorge Silva)

Por Carlos Lauría

Conocido como el clan político preeminente del estado nororiental de Maranhão durante más de 40 años, la familia Sarney está habituada a salirse con la suya en la vida cívica de Brasil. De modo que cuando uno de los principales diarios nacionales, O Estado de S. Paulo, publicó en junio de 2009 acusaciones que vinculaban a José Sarney, titular del Senado y ex presidente de la nación, con un escándalo de nepotismo y corrupción, su familia no se quedó con los brazos cruzados. Los Sarney recurrieron a un juez en Brasilia y obtuvieron una orden judicial que impidió a O Estado publicar cualquier informe sobre dichas acusaciones. Dieciocho meses después, a fines de 2010, la prohibición seguía en vigencia a pesar de las protestas locales e internacionales.

Principales Acontecimientos
• Los periodistas resisten luego del sismo, trabajando en carpas y desde sus propios hogares.
• Decenas de periodistas sin empleo. Los medios gráficos sufren pérdidas considerables.

Estadística Clave
95: El porcentaje de las emisoras de radio dejaron de transmitir por el terremoto de enero. La mayoría había vuelto al aire a fines de año.


Fiel reflejo de la devastación que sufrió toda la sociedad haitiana, los medios de prensa soportaron pérdidas masivas en el sismo de magnitud 7.0 en la escala de Richter, cuyo epicentro se ubicó justo al oeste de Puerto Príncipe, la capital del país, en la tarde del 12 de enero. Más de 220 mil personas murieron y 1,5 millones quedaron sin hogar, según las estimaciones oficiales. Oficinas de gobierno, escuelas, hospitales y barrios enteros quedaron reducidos a ruinas, como así también la buena parte de la infraestructura de los medios de prensa. Más del 95 por ciento de las radios comerciales y comunitarias -la fuente primaria de noticias en Haití-, quedó sin transmisión al sufrir sus equipos e instalaciones daños considerables, según informó Joseph Guyler Delva, presidente del grupo local de prensa SOS Journalistes. Las pérdidas humanas también fueron enormes. Al menos 30 periodistas murieron en el terremoto y el período que siguió, informó SOS Journalistes.

24 de septiembre de 2002

Su Excelencia Jean-Bertrand Aristide
Presidente de Haití
Palacio Nacional
Puerto Príncipe, Haití

Por facsímil: +509-223-0241


Su Excelencia:



13 de junio del 2001

Su Excelencia Jean-Bertrand Aristide
Presidente de Haití
Palacio Nacional
Puerto Príncipe, Haití

VIA FAX: 011-509-223-0241

Su Excelencia:

El Comité para Proteger a los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) está profundamente preocupado por las amenazas recientes contra Roosevelt Benjamin, director de información de la radio Signal FM, con sede en el suburbio de Puerto Príncipe Pétion-Ville. Exhortamos a Su Excelencia a garantizar la seguridad de nuestro colega.


Nueva York, 4 de enero de 2001 -- De los 24 periodistas muertos por ejercer su profesión en el 2000, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), por lo menos 16 fueron asesinados, en su mayoría en países donde los asesinos han aprendido que pueden asesinar a los periodistas con impunidad. La cifra es menor a la de 1999, cuando el CPJ halló que 34 periodistas murieron por desempeñar su labor, 10 de ellos en Sierra Leona, nación desgarrada por la guerra.

  Go »


Tamaño del texto
A   A   A
CONTACTO

Américas

Coordinador senior del Programa:
Carlos Lauría

Investigador Asociado:
Sara Rafsky

clauria@cpj.org
SRafsky@cpj.org

Teléfonos: 212-465-1004
Internos 120, 146
Fax: 212-465-9568

330 7ma Avenida, Piso 11
Nueva York, NY, 10001 Estados Unidos

Categorías recientes