Ataques a la Prensa

Ataques a la Prensa

Ataques a la Prensa en 2013

Informes desde la línea de fuego y ensayos analíticos de especialistas del CPJ cubren una variedad de temas de suma importancia para periodistas. Los gobiernos recolectan datos y el contenido de comunicaciones de periodistas. Los medios y el dinero se enfrentan, con los dueños de medios reacios a molestar a China y los anunciantes capaces de ejercer una influencia sorpresiva. En Siria, los periodistas están decididos a informar en medio del caos y el conflicto. En Vietnam, el gobierno suma esfuerzos para controlar la Internet. Y a nivel global, eliminar a los testigos se ha convertido en un método demasiado simple para evadir a la justicia en casos de periodistas asesinados.

12 de Febrero 2014 1:37 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Venezuela

Ataques a la Prensa en 2013: Venezuela

Un clima de tensión e incertidumbre persistía tras la muerte del presidente Hugo Chávez, cuya batalla contra el cáncer permanecía rodeada del más absoluto secreto, y tras la elección de Nicolás Maduro, el sucesor escogido por Chávez. La cobertura informativa de ambos acontecimientos estuvo caracterizada por múltiples agresiones y actos de hostigamiento contra periodistas. La campaña gubernamental contra el canal Globovisión, crítico de la gestión gubernamental, se mantuvo, con la octava sanción contra el canal de televisión en ocho años, en esta ocasión por un reportaje que cuestionaba la legalidad de posponer la toma de posesión del entonces enfermo presidente Chávez. Tras varios años de acoso, el propietario del canal vendió la empresa a empresarios considerados cercanos al gobierno, y seguidamente el canal cambió la línea editorial. En un acto que los críticos catalogaron de inconstitucional, Maduro suscribió un decreto mediante el cual se creaba el Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (CESPPA), que según lo expuesto por Maduro protegería al país de amenazas provenientes del exterior. En contraste, los periodistas y organizaciones de libertad de prensa señalaron que dotaba al Estado de amplios poderes que se utilizarían para intimidar y censurar a los medios. El gobierno de Maduro también tomó represalias contra periodistas, sitios web y proveedores de servicio de Internet en un intento por suprimir las noticias sobre la mala situación económica que atraviesa el país. El gobierno también cumplió una antigua amenaza y anunció su retiro oficial de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, piedra angular del sistema de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos.

12 de Febrero 2014 1:35 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Perú

Ataques a la Prensa en 2013: Perú

El clima de la libertad de prensa en Perú fue similar al de 2012: periodistas fueron blanco de la violencia y fueron objeto de procesos judiciales por difamación debido a sus denuncias de corrupción. Aunque ningún periodista se encontraba preso, dos fueron condenados por el delito de difamación y recibieron penas de cárcel suspendidas. Un proyecto de ley que eliminaba las penas de cárcel por el delito de difamación ha estado paralizado en el Congreso desde mediados de 2011. Los periodistas que cubrían una oleada de manifestaciones contra un proyecto minero al norte del país, sufrieron violencia e intimidación a manos de todos los sectores del conflicto. Del mismo modo, los periodistas y medios que informaron sobre la corrupción y el crimen organizado fueron objeto de ataques que no dejaron víctimas mortales. Un periodista fue asesinado en circunstancias aún no esclarecidas y el CPJ continúa sus investigaciones con el fin de determinar si el asesinato estuvo vinculado al ejercicio del periodismo. Casos anteriores de asesinato de periodistas continúan sin resolverse y los fiscales apelaron la absolución, otorgada en 2012, a un ex alcalde de la ciudad de Coronel Portillo que había sido acusado del asesinato del periodista radial Alberto Rivera Fernández, hecho ocurrido en 2004. Las organizaciones de derechos humanos y los periodistas plantearon sus inquietudes sobre las implicaciones de un proyecto de ley que penalizaría la negación de delitos de terrorismo, sobre una ley contra los delitos cibernéticos que tipificaría como delito algunas expresiones en la Internet, y sobre la decisión de la principal empresa de diarios del país de adquirir otra empresa de medios que le reportaría una cuota de mercado del 78 por ciento en el sector de la prensa escrita.

12 de Febrero 2014 1:32 AM ET

Ataques a la Prensa   |   México

Ataques a la Prensa en 2013: México

Pese a tener un nuevo presidente, la libertad de prensa siguió viviendo un clima de peligro en México. Aunque el presidente Enrique Peña Nieto le otorgó aprobación definitiva a una medida, adoptada al final del mandato del presidente Felipe Calderón, que les concede a las autoridades federales una jurisdicción más amplia para investigar los delitos contra la libertad de expresión, la fiscalía especial designada para adelantar tales investigaciones dilató el ejercicio de sus nuevos poderes. Finalmente, en agosto, el fiscal especial oficialmente se hizo cargo de su primer caso, aunque a finales de año no había acusado ni procesado a nadie en relación con el asesinato de periodistas. Por otra parte, la prensa continuó siendo blanco de la violencia mientras carteles de la droga rivales se enfrentaban entre sí y contra las fuerzas de seguridad pública y el Ejército en todo el país. Medios de prensa fueron atacados, organizaciones de libertad de prensa fueron amenazadas y periodistas fueron secuestrados. Al menos tres periodistas fueron muertos en 2013 en circunstancias no esclarecidas. Ante tanta violencia, los medios de prensa de zonas controladas por los carteles de la droga, optaron por la autocensura. Siguiendo los pasos de otros medios hostigados, la edición de Saltillo del diario Zócalo publicó un editorial en el que precisó que, para proteger a su personal, dejaría de cubrir la delincuencia organizada. La Ciudad de México, durante mucho considerada un refugio de la violencia que azota al resto del país, experimentó la presión del crimen organizado. Cuatro periodistas que cubrían protestas contra reformas del sistema educativo fueron detenidos, y dos de ellos fueron detenidos por cinco días antes de recibir libertad a cambio del pago de una fianza exorbitante, según informes de prensa. Los analistas de medios acogieron favorablemente un proyecto de ley de Comunicación que, sostuvieron, aumentaría la competencia y abriría el sector de los medios audiovisuales a nuevas empresas.

12 de Febrero 2014 1:30 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Honduras

Ataques a la Prensa en 2013: Honduras

La prensa hondureña continuó sufriendo violencia e intimidación mientras el país vivía una situación de delincuencia desbordada y anarquía generalizada. Los periodistas a cargo de cubrir temas sensibles como el narcotráfico, la corrupción gubernamental y los conflictos por el control de la tierra, fueron objeto de amenazas y agresiones. Aníbal Barrow, conocido presentador de programa de radio, fue secuestrado de su auto y fue encontrado asesinado semanas después. Las autoridades declararon que adelantaban investigaciones para determinar si el asesinato estaba vinculado al trabajo del periodista. No obstante, el clima de impunidad persistía en Honduras, y agentes de las fuerzas de seguridad fueron objeto de denuncias por corrupción y formación de escuadrones de exterminio. También se denunció que algunos periodistas estaban involucrados en intentos de extorsión. El enfrentamiento entre las principales empresas de medios del país y el presidente Porfirio Lobo en torno a una propuesta de ley de telecomunicaciones fue evitado cuando ambas partes acordaron que la prensa regularía su propio contenido. El candidato del partido gobernante, Juan Orlando Hernández, fue declarado vencedor en los comicios presidenciales de fines de año, pero la candidata que terminó en segundo puesto, Xiomara Reyes de Castro, disputó los resultados, con lo cual volvió a aflorar la intensa polarización que había quedado desde que su esposo fuera derrocado en un golpe de estado en 2009.

12 de Febrero 2014 1:28 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Guatemala

Ataques a la Prensa en 2013: Guatemala

Los periodistas que cubren temas sensibles como la delincuencia y la corrupción enfrentaron un clima de mayor intimidación y violencia en 2013. Un periodista fue asesinado en circunstancias no esclarecidas, y el CPJ continúa sus investigaciones con el fin de determinar si la muerte estuvo vinculada al ejercicio del periodismo. Otro periodista sobrevivió un intento de asesinato, y el propietario, el personal y el sitio web del diario elPeriódico, conocido por sus investigaciones sobre la corrupción gubernamental, fueron blanco reiterado de amenazas, intimidación y agresiones. La nación siguió de cerca el dramático enjuiciamiento del general José Efraín Ríos Montt, exlíder de un gobierno militar, por acusaciones de violar los derechos humanos durante un período de la prolongada guerra civil guatemalteca, cuando la libertad de prensa estaba seriamente restringida. La histórica condena de Ríos Montt fue revocada y el futuro del caso era incierto. Mientras tanto, Ríos Montt se encontraba bajo arresto domiciliario. La oficina particular en Ciudad de Guatemala de Frank La Rue, relator especial de la ONU sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de expresión y de opinión, fue violentada en circunstancias no esclarecidas. La organización de libertad de prensa guatemalteca CERIGUA documentó por lo menos 54 casos de ataque contra la prensa en 2013, muchos de los cuales se concentraron en el departamento de Guatemala, donde se encuentra la capital. Ante el alza en las violaciones de la libertad de prensa, el gobierno anunció la creación de un mecanismo de protección para los periodistas que han sido amenazados.

12 de Febrero 2014 1:26 AM ET

Ataques a la Prensa   |   EEUU

Ataques a la Prensa en 2013: Estados Unidos

La libertad de prensa sufrió un dramático deterioro en Estados Unidos en 2013, de acuerdo con las conclusiones de un informe especial del CPJ. La política del gobierno del presidente Obama de procesar judicialmente a los funcionarios que filtren información de carácter confidencial a la prensa, se endureció con la sentencia del soldado Bradley Manning (quien ahora lleva el nombre de Chelsea Manning) a una pena de 35 años de cárcel y la imputación formal de Edward Snowden, consultor de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés). Como parte de sus investigaciones de otras filtraciones previas, el Departamento de Justicia reveló que había solicitado y confiscado secretamente los registros de casi dos docenas de líneas telefónicas de la Associated Press y los correos electrónicos y registros telefónicos de James Rosen, reportero de Fox News. Los dos casos, así como ciertos pasajes de la orden judicial relativa a Rosen que daban a entender que el periodista podía ser procesado penalmente por recibir la información, provocaron críticas generalizadas. La reacción trajo como consecuencia la modificación de las directivas del Departamento de Justicia que rigen las órdenes judiciales relativas a la prensa y la reapertura del debate en el Senado en torno a una ley federal de protección de las fuentes periodísticas. Mientras el debate avanzaba en el Senado, un tribunal de apelaciones federal rechazó la apelación de James Risen, reportero del New York Times, en su prolongada tentativa por proteger la reserva de una fuente, con lo cual el caso probablemente se decida en la Corte Suprema. La filtración por parte de Snowden de una cantidad todavía desconocida de información de carácter confidencial acerca de programas de vigilancia secretos provocó el rechazo tanto nacional como internacional. Y, después de salir a la luz informaciones periodísticas sobre el presunto espionaje de las comunicaciones de la cadena de televisión Al-Jazeera, los periodistas comenzaron a temer aún más por sus fuentes informativas. El secreto que rodea a los programas de inteligencia reflejó la falta de transparencia y apertura en los organismos gubernamentales donde, pese a la promesa del presidente Barack Obama de encabezar el gobierno más transparente en la historia de Estados Unidos, los funcionarios suelen negarse a hablar con los medios o aprobar solicitudes en virtud de la Ley de Acceso a la Información. Adicionalmente, los periodistas enfrentaron limitaciones para cubrir juicios relacionados con la seguridad nacional, en casos de presunto terrorismo en la base naval de Guantánamo y en el juicio en tribunal militar realizado a Manning en Virginia.

12 de Febrero 2014 1:24 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Ecuador

Ataques a la Prensa en 2013: Ecuador

Impulsado por una reelección que ganó por amplio margen, el presidente Rafael Correa mantuvo su ofensiva contra la prensa ecuatoriana crítica de su gestión. Su triunfo electoral le permitió lograr una victoria significativa: la adopción de una Ley de Comunicación que prevé la regulación del contenido editorial y les otorga a las autoridades la facultad de imponer sanciones arbitrarias y censurar a los medios, según investigaciones del CPJ. Al menos una revista de periodismo investigativo cerró después de la aprobación de la ley, aunque también padecía de problemas económicos. Mientras el presidente vapuleaba a la prensa nacional, tropezaba con obstáculos en el extranjero. En un grave golpe para Correa, la Organización de los Estados Americanos votó a favor de rechazar propuestas presentadas por Ecuador que debilitarían seriamente la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su relator especial para la libertad de expresión. Aunque no se aprobó ninguna de estas propuestas, una modificación de último minuto a la resolución significó que se permitiría continuar el debate. Las organizaciones de libertad de prensa ecuatorianas documentaron docenas de violaciones de la libertad de prensa a lo largo del año, entre ellas agresiones, amenazas, acoso, obstrucción de la cobertura informativa y procesos judiciales arbitrarios.

12 de Febrero 2014 1:22 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Cuba

Ataques a la Prensa en 2013: Cuba

Como complemento de sus reformas económicas y políticas graduales, en 2013 el gobierno cubano adoptó pequeñas medidas, en su mayor parte simbólicas, en materia de libertad de prensa, pero el impacto para la prensa independiente fue mínimo. Una excepción fueron las disposiciones legales aprobadas en 2012 pero implementadas en 2013 que eliminaron el requisito del permiso de salida para viajar al exterior. Las reformas permitieron que blogueros críticos del gobierno y disidentes políticos viajaran a otros países por primera vez en varias décadas. En uno de sus viajes, la conocida bloguera Yoani Sánchez anunció sus planes de lanzar una publicación de noticias a su regreso a Cuba. En enero, analistas internacionales detectaron actividad en el largamente esperado proyecto de cable de fibra óptica financiado con capital venezolano, pero la Internet de alta velocidad continuaba sin estar a disposición del ciudadano cubano promedio. Posteriormente, el gobierno anunció la apertura de 100 centros de Internet públicos, pero las autoridades filtraban el contenido y la tarifa por hora estaba fuera del alcance del bolsillo de la mayoría de los cubanos. Un periodista fue liberado tras llevar siete meses encerrado en una cárcel por su labor informativa. Aunque ningún periodista permanecía encarcelado al 1 de diciembre de 2013, el gobierno mantuvo la práctica de las detenciones de corta duración. Raúl Castro afirmó que dejaría el cargo de presidente en 2018, con lo cual marcaba el comienzo de una Cuba no gobernada por los hermanos Castro.

12 de Febrero 2014 1:20 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Colombia

Ataques a la Prensa en 2013: Colombia

Los periodistas que informan sobre cuestiones sensibles como el conflicto armado de hace varias décadas, la delincuencia y la corrupción fueron nuevamente objeto de violencia e intimidación. Un periodista del principal semanario de noticias de Colombia sobrevivió un intento de asesinato, mientras que periodistas de otras regiones fueron blanco de reiteradas amenazas y en algunos casos fueron obligados a huir de sus hogares y del país. Un periodista y un trabajador de medios fueron asesinados en represalia por su labor periodística. La violencia provocó que los periodistas que no ejercen su labor en los principales centros urbanos se autocensuraran por temor a perder la vida. Al mismo tiempo, los periodistas que cubrieron varias semanas de protestas campesinas contra el gobierno en la región del Catatumbo fueron blanco de violencia por parte de todos los sectores involucrados. La justicia continuó avanzando de manera vacilante en la investigación, iniciada hace cinco años, de un esquema ilegal de espionaje gubernamental que estaba dirigido contra críticos del gobierno, entre ellos varios periodistas. Por una parte, la Corte Suprema retiró los cargos contra el exdirector de la ahora disuelta Departamento Administrativo de Seguridad y, por otra, otro tribunal concedió la libertad a un funcionario de ese organismo que con anterioridad había sido condenado, según informes de prensa. Siete ex detectives de la policía secreta fueron sentenciados a prisión preventiva por los delitos de “tortura sicológica” y amenazas anónimas contra la periodista Claudia Julieta Duque, una de las víctimas del espionaje, por su cobertura informativa acerca del asesinato de un periodista en 1999. A finales de 2013, un político fue absuelto de la acusación de ser el autor intelectual del asesinato del conocido periodista Orlando Sierra, hecho ocurrido en 2002, pero los fiscales declararon que apelarían la decisión. Como hecho positivo, la Corte Suprema revocó la condena contra el periodista Luis Agustín González, quien había sido acusado del delito de difamación. Mientras el gobierno del presidente Juan Manuel Santos mantenía negociaciones de paz con la guerrilla izquierdista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), una comisión conformada por el gobierno informó que el conflicto colombiano, con más de 50 años de duración, había arrojado un saldo de por lo menos 220 mil muertos, la gran mayoría de los cuales pertenecían a la población civil.

12 de Febrero 2014 1:19 AM ET
Ver más de Ataques a la Prensa »

Medios social

Ver todo »