Ataques a la Prensa

2012

Ataques a la Prensa   |   México

Ataques a la Prensa en 2011: México

Las organizaciones criminales ejercieron una extraordinaria presión sobre la prensa a medida que extendieron su control sobre virtualmente cada sector de la sociedad. Los periodistas fueron asesinados o desaparecidos, los medios atacados con bombas o amenazados. La autocensura generalizada fue la consecuencia devastadora de este estado de situación. En medio de un vacío informativo, periodistas y ciudadanos utilizaron cada vez más las redes sociales para informar a sus comunidades. El asesinato de una reportera de Nuevo Laredo fue el primer caso en la historia del CPJ en el cual una persona cayó en represalia directa por su labor periodística en redes sociales. Por lo menos otros tres periodistas recibieron asilo político en Estados Unidos y Canadá, y varios otros buscaron refugio en otros países. Varias importantes organizaciones de medios acordaron un código profesional en el cual estipularon protocolos para periodistas en riesgo y se comprometieron a no convertirse en herramientas de propaganda para criminales. Pero el gobierno del Presidente Felipe Calderón Hinojosa no logró implementar reformas efectivas. A pesar de las iniciativas para fortalecer la fiscalía especial para crímenes contra la libertad de expresión, la violencia contra la prensa siguió prácticamente impune. El nuevo programa del gobierno para la protección de periodistas fue considerado en gran medida como ineficaz. Y en tanto que la Cámara de Diputados sancionó un proyecto de ley para federalizar los crímenes contra la prensa, la legislación seguía pendiente a fines de año.

21 de Febrero 2012 4:55 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Perú

Ataques a la Prensa en 2011: Perú

La libertad de prensa sufrió marcados retrocesos en 2011. En la etapa preliminar a la elección presidencial de junio, la prensa registró un alarmante aumento en el número de ataques y amenazas en respuesta a la cobertura de la campaña electoral. En el norte de Perú, un periodista cayó en represalia por su labor informativa, mientras que otros dos fueron asesinados en circunstancias poco claras. Los tribunales condenaron a cuatro periodistas según las arcaicas leyes de difamación penal, mientras un reportero fue encarcelado por más de seis meses hasta que su condena fue revocada luego de una apelación. El Presidente Ollanta Humala se comprometió al asumir su cargo a ser "un defensor de los derechos humanos, la libertad de prensa y la libertad de expresión." En julio, el Congreso sancionó un proyecto de ley que eliminaría las condenas a prisión por el delito difamación, pero hacia fines de año el presidente aún no había promulgado el proyecto.

21 de Febrero 2012 4:55 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Venezuela

Ataques a la Prensa en 2011: Venezuela

El gobierno del Presidente Hugo Chávez Frías continuó su campaña sistemática de represión del periodismo crítico a través de disposiciones regulatorias, judiciales y legislativas. El ente regulador de telecomunicaciones aplicó una multa a Globovisión, el único canal de televisión crítico del país, por más de 2 millones de dólares por su cobertura informativa sobre los letales motines en las cárceles entre junio y julio. El organismo regulador invocó la Ley sobre Responsabilidad Social en Radio y Televisión, una de las legislaciones más restrictivas de la región. Los fiscales presentaron acusaciones penales contra dos ejecutivos de un semanario crítico en relación a un artículo satírico y a un montaje fotográfico que mostraba a funcionarias de alto rango actuando en un "cabaret" dirigido por Chávez. El semanario fue clausurado por un breve tiempo y un ejecutivo fue enviado a prisión por casi tres meses. El gobierno de Chávez usó su amplio aparato de medios estatales para divulgar propaganda y lanzar campañas de desprestigio contra sus críticos. Los anuncios de Chávez afirmando que médicos cubanos habían hallado y extirpado un tumor canceroso alimentaron las especulaciones sobre el futuro político de Venezuela a medida que se aproximan las elecciones presidenciales de octubre de 2012. La información oficial sobre la salud del presidente fue escasa y se trató como si fuese un secreto de estado.

21 de Febrero 2012 4:55 AM ET

Ataques a la Prensa   |   EEUU

Ataques a la Prensa en 2011: Estados Unidos

Un juez federal falló a favor del periodista James Risen, quien invocó la Primera Enmienda para proteger una fuente confidencial. El Comité de Reporteros para la Libertad de Prensa (RCFP, por sus siglas en inglés) y otros grupos afirmaron que el fallo era una importante victoria para la prensa. El Departamento de Justicia, que apeló la decisión judicial, siguió adoptando una posición agresiva y presentó acusaciones penales contra personas que filtran información clasificada. Varias asociaciones de prensa estadounidenses mostraron preocupación por el creciente número de expedientes judiciales que fueron sellados por la Corte Suprema. El CPJ informó que el Departamento de Estado no cumplió en su primer año con la implementación de la Ley de Libertad de Prensa Daniel Pearl, que exige que las cuestiones sobre libertad de prensa sean incorporadas a los informes anuales del organismo sobre derechos humanos en cada país. WikiLeaks volvió a acaparar titulares cuando divulgó miles de cables diplomáticos estadounidenses que fueron clasificados y sin editar. Un periodista etíope fue obligado a abandonar su país luego de ser citado en uno de los cables. La policía en cinco ciudades arrestó a periodistas y fotógrafos que cubrían las manifestaciones del grupo Ocupa Wall Street, a menudo aduciendo que los periodistas no contaban con acreditación suficiente. Por lo menos otros tres periodistas que cubrían los acontecimientos del movimiento Ocupa fueron atacados por manifestantes o por efectivos de la policía.

21 de Febrero 2012 4:55 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Argentina

Ataques a la Prensa en 2011: Argentina

La Corte Suprema de Justicia resolvió en marzo que el gobierno debía aplicar un equilibrio razonable en la distribución de la publicidad oficial. Al dictar su fallo en un caso planteado en 2006 por Editorial Perfil, la mayor empresa editora de revistas del país, la corte intentó frenar la vieja práctica de recompensar a los medios afines al gobierno con publicidad oficial, mientras se castiga a la prensa crítica negándole avisos. No obstante, Perfil y otros críticos del gobierno adujeron que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien ganó la reelección en octubre, siguió utilizando el mismo sistema de distribución no equitativa. Las relaciones entre el Grupo Clarín, el mayor conglomerado de medios del país, y el gobierno de Kirchner empeoró en marzo luego de que manifestantes, incluyendo a miembros del sindicato de Camioneros, bloquearan las salidas para camiones en la planta impresora del diario Clarín, impidiendo que la edición dominical del periódico fuese distribuida. La circulación del diario La Nación también se vio interrumpida durante varias horas. En diciembre, Kirchner firmó una medida que obligaba al único fabricante de papel para periódicos, Papel Prensa, a someterse a la regulación del gobierno. Grupos de editores indicaron que éste era otro ataque a Clarín y La Nación, que son dueños de una participación mayoritaria en la empresa. El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) documentó una serie de abusos en el interior del país, incluyendo un ataque a un periodista radial, un caso de incendio intencional y un episodio en el cual se disparó contra un equipo de camarógrafos. Un tribunal federal sentenció en octubre a 16 ex militares a condenas a prisión entre 18 años y cadena perpetua por el asesinato del periodista Rodolfo Walsh y otras 85 personas durante la dictadura militar argentina de los años 1976-83.

21 de Febrero 2012 4:55 AM ET

Ataques a la Prensa   |   Colombia

Ataques a la Prensa en 2011: Colombia

Si bien en los últimos años la violencia contra periodistas descendió en forma sustancial, el panorama de la libertad de prensa sigue siendo complicado. Los periodistas continúan siendo víctimas de ataques y amenazas con tal frecuencia que algunos se ven obligados a huir a lugares más seguros dentro de Colombia, o a exiliarse. Un periodista de Arboletes fue asesinado en junio, aunque los motivos del crimen no fueron esclarecidos. En este violento contexto, grupos de prensa temieron por las consecuencias de declaraciones efectuadas por el ex Presidente Álvaro Uribe. El ex mandatario tildó a los veteranos reporteros Juan Forero y Claudia Julieta Duque de ser "simpatizantes del terrorismo", después de que redactaran notas críticas sobre el gobierno de Uribe en el diario The Washington Post. El espionaje ilegal contra periodistas y otros críticos por parte del servicio nacional de inteligencia, un legado del gobierno de Uribe, siguió siendo tema de investigación. Pero el avance fue lento, con casos aún pendientes en contra de más de 20 acusados a fines de año. En un golpe contra la libertad de prensa, la Corte Suprema mantuvo en mayo la vigencia de las cláusulas sobre difamación en el código penal.

21 de Febrero 2012 4:55 AM ET

2012

páginas: 1 2 o todo
« anterior página  
« 2011 | 2013 »