Noticias   |   México

Reportero mexicano huye tras amenaza; diario restringe cobertura sobre crimen

Nueva York, 6 de febrero del 2008--Un reportero mexicano que cubre crimen se vio obligado a abandonar su hogar en el estado norteño de Chihuahua tras ser amenazado de muerte por una supuesta organización criminal. La amenaza provocó que el diario Norte de Ciudad de Juárez limitara su cobertura sobre crimen, señaló al CPJ el director Alfredo Quijano.


El 25 de enero, el reportero Carlos Huerta Muñoz, quien cubre crimen para el diario Norte de Ciudad de Juárez, recibió una amenaza de muerte anónima a su teléfono celular, indicó Quijano. La persona que lo llamó se identificó como miembro de la supuesta organización criminal denominada "La Federación" y advirtió a Huerta que "iba a dejar de respirar", mientras amenazó también a la familia del periodista, el director del diario comentó al CPJ.

 

"Esta serie de intimidaciones contra los periodistas mexicanos debe llegar a su fin", declaró el Director Ejecutivo del CPJ, Joel Simon. "Está claro que, por temor por sus vidas, los reporteros se autocensuran, lo que permite a los criminales obtener lo que quieren. Instamos a las autoridades estatales y federales a proporcionar suficientes garantías para que los periodistas puedan informar libremente sin miedo a represalias".

 

El diario presentó una denuncia ante la fiscalía local y las autoridades ofrecieron proveerle a Huerta dos agentes federales para su protección. Sin embargo, tras consultar con el periodista, Norte de Ciudad Juárez decidió rechazar la oferta. Huerta explicó que no confiaba en los agentes para su protección. Temiendo por su vida, el periodista decidió salir temporalmente de México la semana pasada.

 

El periódico decidió limitar la cobertura sobre crimen a partir de la amenaza, indicó Quijano. "Únicamente publicaremos hechos e información oficial", explicó. El director señaló que el diario no pondrá en peligro la vida de sus reporteros.

 

Quijano indicó que la amenaza contra Huerta sucedió en medio de una ola de violencia relacionada con el narcotráfico en Ciudad Juárez. Por lo menos 10 policías han sido asesinados en el 2008, según Quijano.  

 

Mientras que el tráfico de drogas y el crimen organizado se han convertido en problemas cada vez más graves durante los últimos años, los periodistas que cubren estas fuentes son amenazados y asesinados, según la investigación del CPJ. Como las autoridades han fracasado en su intento de enjuiciar a los agresores, numerosos reporteros y medios se autocensuran. México es uno de los países más peligrosos para periodistas, según el informe anual del CPJ, Ataques a la Prensa.

 

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo