Brasil, Colombia

Crímenes sin Castigo 2009


El Índice de Impunidad del CPJ destaca a países donde

los periodistas son asesinados y los homicidas están libres

 

Nueva York, 23 de marzo de 2009--Las ya letales condiciones para la prensa en Sri Lanka y Pakistán se deterioraron aún más el último año, según la versión actualizada del Índice de Impunidad, una lista de países compilada por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) que enumera los lugares dónde los periodistas caen con frecuencia en cumplimiento de su labor y lo gobiernos han fracasado en resolver crímenes. Colombia, históricamente uno de los países donde más periodistas han caído por su trabajo, mejoró al reducirse el índice de crímenes y al obtener la justicia importantes condenas.      

"Estamos alarmados al comprobar que la justicia empeora en Sri Lanka y Pakistán. Nuestras investigaciones indican que el fracaso para resolver los crímenes contra periodistas perpetúa la violencia contra la prensa", señaló Joel Simon, director ejecutivo del CPJ. "Los países pueden abandonar esta lista vergonzosa solo si se comprometen a lograr que  haya justicia".

El Índice de Impunidad, compilado por segundo año, calcula el número de asesinatos de periodistas no resueltos como un porcentaje de la población en cada país. El CPJ examinó cada país del mundo entre los años 1998 y 2008. Los casos son considerados no resueltos cuando no se obtuvieron procesamientos durante la investigación. Sólo los países con cinco o más casos irresueltos han sido incluidos en el índice, un nivel que alcanzaron 14 países este año.

Irak, Sierra Leona y Somalia --países asolados por conflictos armados-- lideran el Índice de Impunidad. Pero la mayor parte de la lista comprende democracias con fuerzas de seguridad funcionales, países como Rusia, las Filipinas e India. 

Brasil es el único país que se ha incorporado al índice en 2009. A pesar que las autoridades brasileñas han logrado algunos procesamientos exitosos en casos de periodistas caídos por su labor, tales esfuerzos no fueron suficientes para compensar el alto índice de violencia letal contra la prensa.

El CPJ comenzó a compilar el índice en 2008 para desarrollar conciencia sobre el alarmante patrón de impunidad en países alrededor del mundo. La organización ha adoptado una Campaña Global contra la Impunidad para buscar justicia en los casos de periodistas caídos por su trabajo, la mayor amenaza a la libertad de expresión en el mundo, y se ha centrado en crímenes no resueltos en Rusia y las Filipinas. 

Este año el informe es lanzado en Manila para evocar el cuarto aniversario del asesinato de Marlene Garcia-Esperat, una columnista filipina que investigó corrupción en la secretaría de agricultura del gobierno. Garcia-Esperat fue baleada en su casa, frente a su familia, en lo que se ha convertido en un caso emblemático en la lucha contra la impunidad. Dos funcionarios gubernamentales han sido acusados de ordenar el asesinato.

"Los periodistas filipinos claman por justicia en al menos 24 casos sin resolver y necesitan protección por parte del gobierno de los asesinos que están matando a sus colegas año tras año", indicó Elisabeth Witchel, coordinadora de la campaña del CPJ contra la impunidad. "Instamos al gobierno de las Filipinas a adoptar las severas medidas que hacen falta para obtener condenas: asignar suficientes fiscales e investigadores para estos casos, trasladar juicios a jurisdicciones seguras e imparciales, proteger a testigos y proporcionar apoyo político de alto nivel para todos estos esfuerzos.

  

Entre los hallazgos del Índice de Impunidad CPJ se destacan: 

  • Todos los países incluidos en el índice en 2008 permenacen en la lista este año. Solo se vieron cambios leves en los rankings y clasificaciones de la mayoría de los países.
  • Se registraron crímenes sin resolver tanto en Rusia como en las Filipinas en 2008. Ambos países han tenido altos índices de impunidad en casos de periodistas caídos por su labor en la última década.
  • Periodistas en el sur de Asia enfrentan riesgos particularmente severos. Lop de la región representan casi la mitad del índice del CPJ. Seis son incluidos en la lista de 2009: Sri Lanka, Afganistán, Nepal, Bangladesh, Pakistán e India. 
  • Aún en tiempos de guerra, es más posible que los periodistas sean blanco de ataques y asesinatos que de morir en combate. En Irak, por ejemplo, los asesinatos representan casi dos tercios del total de las muertes de periodistas.
  • Si bien las condiciones en Irak han mejorado en 2008, las autoridades aún no han logrado resolver un solo caso de ataque a periodistas.  
  • En todo el mundo, la gran mayoría de víctimas son reporteros locales que cubren temas delicados como el crimen, la corrupción y la seguridad nacional en sus países nativos. 

Para una explicación detallada de la metodología utilizada por el CPJ para compilar este índice, haga clic acá.

 

EL INDICE

Abajo figuran los 14 países donde periodistas fueron asesinados en forma recurrente y los gobiernos han sido incapaces o no han querido procesar a los responsables. El índice cubre desde 1999 hasta 2008.

1. IRAK

Irak encabeza la lista por segundo año consecutivo. Al menos 88 periodistas han caído desde que comenzó la guerra en 2003 y no se ha logrado una sola condena en esos casos. Insurgentes y milicias han perpetrado la gran  mayoría de los crímenes, mientras los iraquíes que trabajan para los medios locales han sido blanco predominante. Las víctimas incluyen a Haider al-Hussein, reportero del diario Al-Sharq de Bagdad, quien fue secuestrado cuando se dirigía a su oficina en mayo de 2008.  Su cuerpo fue hallado tres días después, con huellas de tortura. A pesar de que la frecuencia de periodistas caídos ha mermado -nueve en 2008, de 27 en 2007--Irak sigue siendo el país más peligroso para ejercer el periodismo.

Índice de Impunidad: 2,983 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Primero en el ranking con 2,821.

2. SIERRA LEONA

La mayoría de los nueve asesinatos sin resolver tuvieron lugar en enero de 1999, cuando rebeldes del Frente Revolucionario Unido avanzaron hacia Freetown durante la guerra civil de Sierra Leona. De la "operación de exterminio de todo rastro de vida", como se denominó el ataque, fueron blanco periodistas y miles de otros ciudadanos considerados antirebeldes. Las víctimas incluyeron al editor Paul Mansaray, quien murió con su esposa, dos hijos jóvenes y un sobrino a quien los rebeldes le dispararon e incendiaron su casa. No se han registrado condenas asociadas con esos casos.

Índice de Impunidad: 1,552 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Segundo en el ranking con 1,636.

3. SOMALIA

Casi dos décadas de conflicto civil, lucha entre clanes e insurgencia han creado condiciones de impunidad arraigadas en Somalia, donde seis casos de periodistas caídos por su labor en la última década siguen sin resolverse. Las víctimas incluyen a Nasteh Dari Farah, periodista y vicepresidente del Sindicato Nacional de Periodistas de Somalia, quien fue baleado mientras caminaba a su casa desde un café Internet en Kismaayo, en junio de 2008.   

Índice de Impunidad: 0,690 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Tercero en el ranking con 0,610.

4. SRI LANKA

Mientras el gobierno persigue la victoria militar sobre el grupo rebelde Tigres de Liberación de Tamil Eelam, un aumento en la violencia contra periodistas, incluyendo la puñalada fatal contra el corresponsal televisivo Paranirupasingham Devakumar, empujó a este país del sur asiático del quinto al cuarto lugar en el índice. Las promesas del gobierno para investigar y castigar la violencia contra la prensa resultaron vacías mientras que los periodistas continuaron siendo blanco tanto de los grupos tamiles como de los militares. Al menos nueve casos de periodistas caídos permanecen sin resolución.    

Índice de Impunidad: 0,452 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Quinto en el ranking con 0,408.

5. COLOMBIA

Sin casos de periodistas caídos por su trabajo desde 2006, Colombia ha observado una baja sostenida en el índice de asesinatos. Si bien el gobierno considera que esto es producto de la política de seguridad, la investigación del CPJ demuestra que la existencia de una autocensura generalizada ha convertido a la prensa en un blanco no tan repetido. En un hecho significativo, fiscales lograron la condena de un ex alcalde de Barrancabermeja y otros dos funcionarios públicos acusados de ordenar el asesinato del comentarista radial José Emeterio Rivas en 2003. Sin embargo, 16 de un total de 20 casos de periodistas caídos en la última década siguen sin resolverse.

Índice de Impunidad: 0,347 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Cuarto en el ranking con 0,439.

6. FILIPINAS

Al menos 24 casos de periodistas caídos por su labor en la última década permanecen sin resolverse. Este clima de impunidad generalizada ha provocado repetidos ataques contra la prensa, con un alto nivel de violencia registrado en 2008. En una semana de agosto de 2008, los periodistas radiales, Martin Roxas y Dennos Cuestas, fueron asesinados a balazos. La investigación del CPJ ha demostrado que los tribunales locales son ineficientes en relación al enjuiciamiento de los asesinos de periodistas. Jueces locales se han mostrado renuentes a proceder con casos que involucran a influyentes figuras públicas.

Índice de Impunidad: 0,273 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Sexto en el ranking con 0,289.

7. AFGANISTAN

El creciente tráfico de drogas y las milicias armadas se combinan con un débil gobierno central y corrupción política local para crear un amplio espacio para los asesinos de periodistas. Siete asesinados permanecen impunes. Distinto a las tendencias que se verifican en otras regiones del mundo, la mayoría de las víctimas fueron periodistas internacionales cubriendo el conflicto armando. Tres periodistas afganos también cayeron en cumplimiento de su trabajo. Entre ellos figura Abdul Samad Rohani, corresponsal de al BBC y la agencia afgana de noticias Pajhwok, quien fue asesinado después de hacer un reportaje sobre el narcotráfico y la peligrosa región que limita con Pakistán.

Índice de Impunidad: 0,248 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Séptimo en el ranking con 0,279.

8. NEPAL

Grupos políticos no reciben castigo a pesar de ataques frecuentes contra los medios. Al menos cinco casos de periodistas caídos por su labor siguen sin resolverse, cuatro de ellos supuestamente perpetrados por rebeldes maoístas durante el conflicto de más de una década en Nepal. Actualmente mayoría en la coalición de gobierno, los maoístas aún tienen mucho por mejorar para reafirmar que los asesinos no recibirán protección política. Las víctimas incluyen al periodista radial Dekendra Raj Thapa, quien fue secuestrado y asesinado por rebeldes maoístas en 2004.

Índice de Impunidad: 0,178 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Octavo en el ranking con 0,185.

9. RUSIA

Desde 1999, 16 periodistas han caído en cumplimiento de su labor por informar sobre corrupción, disturbios en las repúblicas del Cáucaso norte y crimen organizado en todo el país. A excepción de un caso, el resto permanece impune. Al asumir su mandato en 2008, el presidente Dmitry Medvedev prometió que los ataques contra periodistas serían investigados y procesados. Sin embargo, las autoridades han fracaso para obtener condenas en varios casos emblemático como el asesinato del editor de Forbes, Paul Klebnikov, en 2004 y el crimen de la periodista de investigación Anna Politkovskaya en 2006.

Índice de Impunidad: 0,106 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Noveno en el ranking con 0,098.

 

10. PAKISTAN

Mientras la situación de seguridad continúa deteriorándose, los periodistas están bajo amenaza de una amplia gama de militantes religiosos y organizaciones criminales, algunas vinculadas a la inteligencia paquistaní. Se registraron tres casos de periodistas caídos en 2008 que no han sido resueltos, lo que lleva a un total de 10 casos en la última década y ubicó a Pakistán dos lugares más adelante en el índice. Las víctimas incluyen a Abdul Razzak Johra, quien fue arrastrado de su casa y baleado en represalia por su trabajo informativo sobre narcotráfico.

Índice de Impunidad: 0,062 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Decimosegundo en el ranking con 0,051.

 

11. MEXICO

Poderosos carteles de la droga han convertido a la cobertura periodística sobre crimen en México en una de las tareas reporteriles más peligrosas en las Américas. En 2008, pistoleros dispararon contra Alejandro Zenón Fonseca Estrada, un conductor de radio quien lideraba una campaña contra el crimen, en una calle principal en Villahermosa, capital del estado de Tabasco. En total, seis casos de periodistas caídos por su labor permanecen impunes en la última década. El ranking de México en el índice, si bien pobre, podría ser mucho peor aún: al menos siete periodistas han desaparecido desde 2005. Se teme que los periodistas y editores desaparecidos estén muertos, a pesar de que sus casos no han sido aún incluidos en el índice.

Índice de Impunidad: 0,057 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Décimo en el ranking con 0,068.

12. BANGLADESH

Las autoridades han fracasado en resolver al menos siete casos de periodistas caídos por su labor que ocurrieron entre 2000 y 2005. Las víctimas generalmente cubrían crimen, corrupción e inestabilidad política. Los casos sin resolver incluyen el brutal asesinato de Kamal Hossain, un reportero de la fuente de crimen cuyo cuerpo decapitado fue hallado horas después de haber sido secuestrado en su casa. Activistas de prensa locales señalan que la práctica de las autoridades de Bangladesh de dilatar las investigaciones y posponer repetidamente los juicios ha erosionado el funcionamiento de la justicia.  

Índice de Impunidad: 0,044 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Decimoprimero en el ranking con 0,056.

13. BRASIL

Con cinco casos de periodistas caídos por su labor sin resolver en la última década, Brasil fue incorporado al índice este año. Periodistas que cubren crimen, corrupción y política local han enfrentado consecuencias brutales. Pero Brasil, a diferencia de la mayoría de países en esta lista, ha tenido cierto éxito en el procesamiento judicial de asesinos de periodistas, al obtener condenas en casos en la última década. Cinco individuos, incluyendo a cuatro policías, están siendo enjuiciados por el asesinato de Luiz Carlos Barbon Filho, un periodista de provincia conocido por su trabajo de investigación sobre corrupción policial, ocurrido en 2007.

Índice de Impunidad: 0,026 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: No fue parte del índice.

14. INDIA

A pesar de la fuerte tradición democrática y una prensa vigorosa, siete casos de periodistas caídos por su labor siguen en la impunidad en la última década. La investigación del CPJ indica que los periodistas que cubren crimen, corrupción y política han sido blanco de ataques. Entre ellos figura Vikas Ranjan, corresponsal del diario Hindustan quien fue baleado por atacantes que viajaban en motocicleta en 2008. Ranjan había recibido amenazas de muerte recientes luego de hacer un reportaje sobre mercadería falsificada y tráfico de bienes robados.

Índice de Impunidad: 0,006 asesinatos de periodistas no resueltos por 1 millón de habitantes. Año pasado: Decimotercero en el ranking con 0,005.

Para un desglose estadístico de cada país, haga clic aquí.

 

Metodología

El Índice de Impunidad del CPJ calcula el número de casos de periodistas asesinados no resueltos como un porcentaje de la población de cada país. El CPJ examinó cada país en el mundo en el período comprendido entre el 1 de enero de 1999 al 31 de diciembre de 2008. Solo los países con cinco o más casos irresueltos fueron incluidos en el índice.

Los casos son considerados irresueltos cuando no se registraron condenas.

El CPJ define asesinato como el ataque deliberado contra un periodista específico en represalia por el trabajo de la víctima. Los asesinatos constituyen más del 70 por ciento de las muertes relacionadas con el trabajo entre periodistas, según la investigación del CPJ. Este índice no incluye casos de periodistas muertos en combate o mientras llevaban a cabo trabajos específicos como la cobertura de protestas callejeras.

En la confección del índice, se utilizaron datos de población de los Indicadores de Desarrollo Mundial de 2007 del Banco Mundial. Para determinar la población de Irak y Afganistán, el CPJ tomó como fuente el informe de las Naciones Unidas "Perspectiva de la población Mundial: revisión 2008".

El CPJ también consultó a Mary Gray, profesora de matemáticas y estadística de American University en Washington D.C. para elaborar el índice. Gray ha integrado juntas directivas y comisiones de grupos como Amnistía Internacional. En 2001, el Presidente George W. Bush concedió a Gray el premio presidencial por la Excelencia en Ciencia, Matemáticas e Ingeniería.

El Índice de Impunidad del CPJ se enfoca específicamente en crímenes irresueltos de periodistas. El CPJ mantiene una base de datos comprensiva de todos los periodistas caídos en cumplimiento de su trabajo y crónicas narrativas de las circunstancias de cada caso.

 

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo