Ataques a la Prensa   |   EEUU

Ataques a la prensa en el 2009: Estados Unidos

Principales Acontecimientos
• Las autoridades retienen como prisionero a un periodista iraquí sin acusaciones y sin debido proceso.
• Obama y el Congreso envían mensajes alentadores sobre libertad de prensa.

Estadística Clave
10: Días durante los cuales funcionarios de Inmigración detuvieron a un reportero de VOA en una disputa por el visado.


El gobierno efectuó alentadoras declaraciones a favor de la libertad de prensa –incluyendo comentarios del Presidente Barack Obama en el Día Mundial de la Libertad de Prensa– pero el ejército estadounidense mantuvo encarcelado a un periodista extranjero sin haber formulado una acusación formal y sin respetar el debido proceso. Las fuerzas de Estados Unidos en Irak mantuvieron prisionero a Ibrahim Jassam, fotoperiodista freelance de Reuters, a pesar de una orden judicial local para que fuese liberado. El ejército aseveró que Jassam significaba una amenaza, pero no reveló evidencia alguna que fundamentara tal afirmación. En septiembre, en el aniversario de la detención de Jassam en 2008, el CPJ exhortó a los militares estadounidenses para que presentaran una acusación o bien liberaran al periodista.

ATAQUES A LA
PRENSA EN EL 2009

Prólogo
Introducción
Análisis Regional:
En las Américas,
Gran Hermano observa
a los reporteros

Informes por país
Argentina
Brasil
Colombia
Cuba
Ecuador
Honduras
México
Nicaragua
Estados Unidos
Venezuela
En un Vistazo

En agosto, las autoridades de inmigración detuvieron por diez días a un periodista paquistaní que se dirigía a las oficinas centrales de Washington de la Voz de América (VOA), un servicio internacional de noticias multimedia financiado por el gobierno de Estados Unidos. Rahman Bunairee, reportero del servicio Deewa de VOA y de una emisora de TV local, había huido de Pakistán luego de que militantes talibanes detonaran artefactos explosivos en el hogar de su familia. VOA había realizado los trámites correspondientes para que el periodista residiera y trabajara en Estados Unidos por el lapso de un año. Pero, una disputa en torno al visado llevó a que funcionarios de Inmigración lo detuvieran en el Aeropuerto Internacional de Dulles. Bunairee fue liberado luego de que el CPJ y VOA dieran publicidad al caso.

Funcionarios del Pentágono en Virginia cuestionaron a los comandantes de campo en Afganistán acerca de informes que indicaban que fuerzas de Estados Unidos estaban realizando reseñas biográficas y calificando a reporteros. En agosto, Stars and Stripes obtuvo documentos confidenciales que The Rendon Group, un contratista privado, había preparado para comandantes del ejercito en Afganistán. Los documentos evaluaban “el sentimiento que despertaban” varios periodistas sobre la base de un perfil integral de su labor informativa e incluía sugerencias para los comandantes sobre cómo persuadir a los reporteros para que brinden “cobertura informativa más favorable”.

Nueva información arrojó luz sobre dos antiguos casos en Estados Unidos. Un informe de seguimiento criticó a la policía de St. Paul, en el estado de Minnesota, por la forma en la que actuó en las manifestaciones de protesta durante la Convención Nacional Republicana. Una revisión independiente realizada por el ex fiscal Tom Heffelfinger y el ex asistente de la Fiscalía Tom Luger concluyó en enero que más de 40 periodistas habían sido arrestados, incluyendo a dos fotógrafos de The Associated Press y a tres periodistas del programa de televisión y radio nacional “Democracy Now!” (¡Democracia Ya!). El informe, presentado ante el Concejo Municipal de St. Paul, criticaba al departamento de policía por ignorar los pedidos de los medios, anteriores a la convención, de desarrollar un protocolo para el trato con los reporteros que cubren manifestaciones de protesta.

En abril, se dictaron nuevos procesamientos en relación con el asesinato Chauncey Bailey, editor del periódico Oakland Post, en agosto de 2007. Autoridades del Condado de Alameda, en California,  procesaron en abril a Yusef Bey IV y a Antoine Mackey. Bey era el dueño y Mackey un asociado de la tienda Your Black Muslim Bakery, un negocio local cuyas finanzas investigaba Bailey cuando lo asesinaron. Anteriormente las autoridades solo habían acusado por el asesinato a Devaughndre Broussard, ex operario de la panadería. Los arrestos adicionales vinieron luego de que el Proyecto Chauncey Bailey, formado por un grupo de colegas de Bailey, revelara una serie de irregularidades en la investigación policial de Oakland.

En Washington, algunos legisladores presionaron para que se examinaran las condiciones internacionales de la libertad de prensa, al tiempo que Obama emitió una enérgica declaración en apoyo del Día Mundial de la Libertad de Prensa. “Es un día en el que celebramos el indispensable papel que desempeñan los periodistas al denunciar los abusos de poder, y en el que lanzamos la alarma ante la creciente cantidad de periodistas silenciados con la muerte o la cárcel por su intento de llevar al público la información diaria”, afirmó Obama en su declaración. Citando la investigación del CPJ sobre los periodistas caídos en cumplimiento de su labor informativa, Obama indicó que “apenas una tercera parte de esas muertes estuvo ligada al peligro de la cobertura de guerras; la mayor parte de las víctimas fueron reporteros locales cubriendo temas como el delito, la corrupción y la seguridad nacional en sus países de origen”. Obama también respondió en noviembre a un cuestionario en Internet de la bloguera cubana Yoani Sánchez. El mandatario le indicó a Sánchez, quien había sido atacada por su blog, que “es revelador que la Internet les haya ofrecido a ti y a otros valientes blogueros cubanos un medio tan libre de expresión, y aplaudo estos esfuerzos colectivos para apoderar a sus compatriotas para expresarse a través de la tecnología”.

La Ley Daniel Pearl sobre Libertad de Prensa fue sancionada en la Cámara de Representantes y pasó a consideración del Senado. La ley obligaría al Departamento de Estado a informar anualmente al Congreso sobre una amplia gama de abusos a la libertad de prensa y a explicar “qué pasos ha tomado el gobierno de cada uno de estos países para preservar la seguridad e independencia de los medios, y para asegurar el procesamiento de aquellos individuos que atacan o asesinan a periodistas”. El CPJ envió una carta de apoyo a quienes patrocinaron el proyecto de ley en la cámara de representantes, los representantes Adam Schiff y Mike Pence, e instó al Senado a que sancione la ley.

La Ley de Libre Circulación sobre la Información, que ayudaría a los periodistas que fueran citados por la justicia a proteger sus fuentes confidenciales, seguía en trámite legislativo en el Congreso. La legislación sorteó un obstáculo clave en diciembre cuando la Comisión de Justicia del Senado aprobó un proyecto de ley y lo envió al pleno de la cámara plena para su votación. La Cámara de Representantes había aprobado antes su propia versión. El CPJ se hallaba entre las numerosas organizaciones de prensa y de libertad de prensa que apoyaron la ley. Un proyecto de ley que estudia el papel que juegan las empresas en la censura en Internet, conocido como Global Online Feedom Act, convertiría en delito el hecho de que empresas estadounidenses entreguen información de sus clientes a gobiernos “de países que restringen la Web”, seguía pendiente en la Cámara de Representantes hacia fines de año.

El CPJ continuó como miembro de la iniciativa conocida como Global Initiative Network, fundada en 2008 por un grupo de empresas de Internet, académicos, inversores y grupos defensores de derechos humanos. La iniciativa estableció pautas voluntarias para empresas de Internet y de telecomunicaciones para proteger la libertad de expresión y la privacidad. Yahoo, Google y Microsoft se unieron a la iniciativa y acordaron seguir sus directivas cuando gobiernos restrictivos buscan incluirlos en actos de censura o vigilancia que violan las normas internacionales de derechos humanos. La campaña del CPJ en todo el mundo fue reconocida en octubre cuando recibió el Premio Thomas J. Dodd de Justicia Internacional y Derechos Humanos. El premio fue otorgado por “su esfuerzo significativo en hacer avanzar la causa de la justicia internacional y los derechos humanos globales”.

Autoridades estatales, del condado y municipales dentro de Estados Unidos tomaron acciones contra varios periodistas durante el año. Diane Bukowski, reportera independiente de The Michigan Citizen, fue sentenciada en junio a un año de libertad condicional, a 200 horas de trabajo comunitario y a 4.200 dólares en multas luego de ser condenada por los delitos de resistirse, obstruir, oponerse y poner en peligro a dos policías estatales de Michigan en la escena de un crimen. Bukowski fue arrestada en noviembre de 2008, mientras cubría las secuelas de una persecución policial que finalizó con víctimas fatales. Muchos de los informes de Bukowski para el Citizen, un semanario enfocado en la comunidad afroamericana, habían sido críticos del departamento de Policía de Detroit y del fiscal del Condado de Wayne. Ambas oficinas habían seguido la causa penal en su contra. Un policía estatal de Michigan reconoció en la corte que le confiscó la cámara durante el arresto y borró dos imágenes digitales.

Un legislador del estado de Nueva York enfrentó un juicio por acusaciones de haber atacado a un fotógrafo que intentaba sacarle una fotografía en mayo. El Senador estatal Kevin Parker salía de su automóvil cerca del hogar de sus padres en Brooklyn cuando el fotógrafo del New York Post William C. Lopez tomó su fotografía desde la calle, según informes de prensa. El Post posteriormente publicó una nota que decía que Parker, quien había defendido el plan de rescate para las ejecuciones hipotecarias en la legislatura local, no había realizado sus pagos por una hipoteca durante un año. En Albany, el Senador estatal y líder de la mayoría Malcolm Smith inhibió a Parker de sus puestos de liderazgo mientras el proceso penal seguía pendiente de resolución. Parker se confesó inocente en julio.

La policía de Pittsburgh arrestó al menos a dos periodistas que cubrían protestas durante reuniones del Grupo de los 20. Sadie Gurman del Pittsburgh Post Gazette fue detenida durante una noche antes de ser liberada. The Post Gazette la citó a ella diciendo que fue arrestada “mientras intentaba salir del altercado”. Melissa Hill, reportera de Twin Cities Indymedia, una organización de prensa comunitaria con sede en Minneapolis, fue arrestada y detenida durante cinco horas. La periodista afirmó que la policía le había confiscado su disco de video y le había roto su cámara. La acusación contra Gurman fue desestimada, según la agencia AP. Hill fue hallada culpable de alterar el orden público y fue multada con 300 dólares, según al anuncio de su blog en Twin Cities Indymedia.

En octubre, las autoridades federales acusaron a dos hombres de Chicago de conspirar para atacar al  Jyllands-Posten, el periódico danés que publicó una serie de caricaturas que mostraban al Profeta Mahoma, según revelaron informes de prensa. Las caricaturas, publicadas por primera vez en septiembre de 2005, encendieron protestas públicas en numerosos países luego de que fueran reproducidas en otras publicaciones. Las autoridades explicaron que la conspiración se hallaba en sus etapas preliminares.

Publicado

Al igual que este artículo? Apoya nuestro trabajo